El T-MEC es el resultado de la modernización del tratado de libre comercio más importante de México. En segundo lugar, la pandemia del Covid-19 evidenció una extrema necesidad de muchas empresas a tener que rediseñar sus cadenas de suministro, por lo que México se vuelve a posicionar como un eje central en el comercio internacional.

Así lo expresó el egresado de la Licenciatura en Derecho de la Universidad de las Américas Puebla, Luis López Linaldi, quien agregó que la modernización del tratado trae áreas de oportunidad, pero también retos para el sector privado, desde adecuar las cadenas productivas para cumplir con las nuevas reglas de origen en algunos sectores industriales hasta cumplir con políticas específicas en materia de prevención de actos de corrupción”.

Al ser cuestionado sobre la oportunidad que puede tener México, cómo lo debe de aprovechar y qué efectos positivos le va a traer el formar parte de este tratado, el egresado UDLAP explicó que “México tiene muchas ventajas competitivas que lo posicionan de manera importante por encima de otros países: geográficamente forma parte de una región productiva con un PIB conjunto de más de 25 billones de dólares anuales; los litorales mexicanos que tienen una extensión de más de 11,000 kilómetros le permiten al país tener una puerta de acceso a todo el mundo, vía los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas en el pacífico y los puertos de Veracruz y Altamira por el Golfo de México; y la mano de obra mexicana es de una calidad muy alta y considerada como una de las mejores del mundo en diversos sectores, como el automotriz, aeroespacial, dispositivos médicos, por mencionar algunos. En ese sentido, el tratado permite a las empresas mexicanas potenciar sus capacidades”.

Para finalizar la entrevista, Luis López Linaldi mencionó que la Universidad de las Américas Puebla fue la plataforma que le permitió tener las bases para ir alcanzando sus metas tanto académicas como profesionales. “El ADN que me imprimió la UDLAP es invaluable y me guía en todo momento en el ejercicio de mi profesión”, comentó. Asimismo, envió a los jóvenes un mensaje: “siempre persigan sus sueños y no se den por vencidos. Disfruten cada etapa de su vida académica y de su vida profesional, y no se apresuren por alcanzar sus metas. Y lo más importante, traten de regresar a las nuevas generaciones la experiencia y conocimiento que vayan adquiriendo a lo largo de su vida”.

Luis López Linaldi cuenta con una destacada carrera profesional que lo ha llevado a alcanzar importantes logros, así como obtener una amplia experiencia en comercio internacional. “Obtuve mi certificación como mandatario de agente aduanal a la edad de 24 años, convirtiéndome en uno de los más jóvenes del país. Posteriormente, trabajé en Ginebra, Suiza, en CUTS International, en el Centro de Comercio Internacional (agencia conjunta entre la ONU y la OMC) y en la Misión de México ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), en donde trabajé en temas de fortalecimiento de capacidades comerciales, negociación comercial internacional, medidas sanitarias y solución de diferencias. Actualmente soy socio fundador de la firma de abogados SL–Solórzano Linaldi (www.s-l.mx), en donde asesoro a empresas nacionales y multinacionales de diversos sectores industriales en materia de comercio exterior y aduanas, regulación sanitaria, cannabis, protección de datos personales, entre otras; y en donde imprimo ética y profesionalismo, características que hacen que nuestros clientes nos vean como un aliado estratégico para el desarrollo de sus operaciones diarias”. También ha tenido la oportunidad de dar su opinión en medios de comunicación sobre temas legales en materia de comercio exterior y aduanas, regulación del cannabis, compliance corporativo, entre otros.