El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) definirá si reconoce o no el triunfo de Adán Seth Calixto Guerra en Ahuehuetitla, luego de que ganó la presidencia municipal como candidato no registrado.

Arturo Baltazar Trujano, consejero del Instituto Electoral del Estado (IEE), señaló que el lunes no se entregó al ciudadano la constancia de mayoría debido a un vacío legal.

En entrevista detalló que ninguna norma federal o local establece qué hacer cuando en una elección gana una persona que no era candidata, de ahí que la votación obtenida por Calixto Guerra se consideró inválida.

El IEE declaró alcaldesa electa a Yazmín Castillo Onofre, de Pacto Social de Integración (PSI), por ser la candidatura debidamente registrada que obtuvo más votos.

El pasado domingo 6 de junio el ciudadano sin partido obtuvo 370 votos, mientras que en segundo lugar quedó la ahora candidata electa con 342 sufragios.
 
Reconocer triunfo generado inequidad 

Baltazar Trujano señaló que el IEE acordó declarar ganadora al segundo lugar porque fue lo más viable, equitativo y apegado a derecho.
 
Esto porque, al no contar con registro, Calixto Guerra no entregó documentación alguna al instituto, así que no se sabe si al menos cumple con los requisitos de elegibilidad.

Además sus actividades no fueron vigiladas por el Instituto Nacional Electoral (INE), de modo que no se fiscalizó algún tipo de gastos de campaña, no se verificó si realizó propaganda o algún evento tendiente a buscar el voto, ni se documentó el origen del dinero que haya utilizado.

De concederle el triunfo, enfatizó el consejero, habría inequidad para quienes cumplieron con todos los requisitos y etapas del proceso, además de que se abriría la puerta para que en el futuro las personas optaran por hacer campaña sin ser vigiladas y así ganar elecciones sin respetar las reglas.

Sugieren candidatura independiente
 
Baltazar Trujano destacó además que las candidaturas independientes son la vía legal para competir sin el respaldo de los partidos políticos, por lo cual descartó que con este hecho se cierre el paso a la participación ciudadana.  
 
En Ahuehuetitla solo se requerían 54 firmas ciudadanas para obtener el registro de la candidatura, por lo que el consejero resaltó que, de haber utilizado esta figura y sumar los mismos votos, Calixto Guerra habría sido declarado ganador sin inconvenientes.
 
No obstante, mencionó que en Tamaulipas ya hay un antecedente donde el TEPJF reconoció el triunfo de una candidatura no registrada, mientras que en Sinaloa hay actualmente un caso igual, así que con base en lo que determine el tribunal se fijarán criterios para futuras elecciones.