Familiares de víctimas de la Guerra Sucia y organizaciones civiles acordaron con el presidente Andrés Manuel López Obrador establecer un mecanismo para esclarecer los casos de desaparición forzada, detenidos y represión cometidos por administraciones pasadas.

La instancia encargada de reunir, analizar e investigar la información que aporten las organizaciones y los familiares que durante décadas han exigido justicia para las víctimas de la Guerra Sucia, será la subsecretaria de Gobernación para los derechos humanos, a cargo de Alejandro Encinas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, ofreció disculpas, a nombre del Estado, a las víctimas de la Guerra Sucia.

Diversas organizaciones se reunieron para recordar a las víctimas de los hechos violentos del 10 de junio de 1971. Desde temprana hora exigieron justicia en la casa del expresidente Luis Echeverría y posteriormente, se unieron a una marcha que avanzó por avenida México-Tacuba hasta llegar al Zócalo de la CDMX.

Según Judith Galarza, de la Federación Latinoamericana de Familiares de Detenidos y Desaparecidos, es importante que el titular del Ejecutivo haya tomado la iniciativa para revelar la represión de administraciones pasadas en contra de opositores.

La información que aporten los familiares será analizada por expertos nacionales e internacionales para esclarecer cada caso, comentó.

Son 40 años de trabajo con gobiernos que nos han mentido, nos han dicho primero que no existió la Guardia Blanca, luego, cuando demostramos su participación nos pidieron pruebas. Claro que no teníamos pruebas.

Desde los años 70 que inició la desaparición forzada de  nuestros familiares, este delito no estaba contemplado en convenios internacionales ni mucho menos en locales”, comentó Galarza, según una información del diario Excelsior.