Rafael Nadal, actual número 3 del mundo y 13 veces campeón de Roland Garros, cedió este viernes su lugar en el último partido del certamen parisino al perder en semifinales ante el serbio Novak Djokovic (número 1), quien es uno de sus dos mayores rivales en su carrera por ser el tenista con más títulos de Grand Slam de la historia.

Djokovic se impuso ante el de Manacor con parciales de 3-6, 6-3, 7-6 (7/4), 6-2, en un partido que duró 4 horas y 11 minutos, por lo que ahora buscará su segundo título sobre el polvo de ladrillo parisino el próximo domingo, cuando enfrente el griego Stefanos Tsitsipas (número 5). Tras vivir la tercera derrota a lo largo de su carrera en Roland Garros, Nadal se mantiene con 20 títulos de ‘Grand Slam' en su palmarés, los mismos que el suizo Roger Federer y dos más que ‘Nole’.

El encuentro tuvo desde el inicio la altura de sus dos protagonistas. Apenas el primer ‘game’ tuvo una duración de casi diez minutos, lapso en el que Nadal levantó dos oportunidades de quiebre para su rival. Su desempeño sería arrollador al no ceder chances a Nole y lograr una ventaja amplia de 5-0. Esto no impediría que el actual líder del Ranking ATP dejara escapar el set sin pelear. Su reacción ante la adversidad le permitió ganar tres juegos de forma consecutiva hasta que, finalmente, el de Mallorca impuso su sello y cerró la manga por 6-3.

La levantada que tuvo Nole en el cierre del primer set se extendió hacia el inicio del segundo, donde quebró el servicio de Nadal y se puso 2-0, aunque pronto el español se recuperó para igualar el marcador. Llegados a este punto se le notó más sólido al serbio y fue precisamente ese buen momento lo que le permitió retomar la ventaja por 4-2. El cierre no pintó fácil e incluyó varios tiros mágicos de parte del español, pero finalmente Djokovic se impuso por 6-3 y logró igualar las cosas.

Antes del inicio del cuarto acto tuvimos en el Court Philippe Chatrier una curiosidad, pues las autoridades anunciaron a los asistentes que el gobierno francés permitió quedarse en el estadio más allá de la medianoche; aquí es necesario recordar que, en París, en el marco de las restricciones por la pandemia de coronavirus rige un toque de queda que comienza a las 23 horas.

Aunque parecía que la furia de Nadal alcanzaría para mover el rumbo del partido, Djokovic dio claras muestras de concentración y de firmeza. El número uno del mundo quebró en dos oportunidades y cerró uno de los partidos más emocionantes de su carrera con un contundente 6-2.

El de hoy se convirtió en el duelo número 58 en el historial entre Djokovic y Nadal, aunque ahora el serbio posee la ventaja de 30 victorias por 28 del español. Cabe decir que en la tierra batida parisina han estado frente a frente en nueve ocasiones donde dominaba la supremacía de Rafa, quien se había quedado con el triunfo en siete ocasiones (la derrota previa había sido en los cuartos de final de la edición del 2015). En torneos de Grand Slam ya han chocado 17 veces, con ventaja de 10-7 para el español.

Djokovic jugará la final ante Tsitsipás y buscará su título número 19 de Grand Slam. En caso de alcanzarlo, quedará muy cerca de los dos máximos ganadores de todos los tiempos, que son el propio Nadal y el suizo Roger Federer, ambos con 20 conquistas.

Foto: Twitter