En las elecciones del 6 de junio se registró un notable incremento de la participación de los ciudadanos para emitir sus votos, comparadas con otras jornadas electorales intermedias en donde se da una mejor participación de los votantes, como es el caso con las elecciones para elegir presidente de la república, manifestó Herminio Sánchez de la Barquera y Arroyo, Decano de Ciencias Sociales de la UPAEP.

De acuerdo a los acontecimientos que se registraron en este proceso electoral, se puede hablar de que se han presentado las elecciones intermedias más violentas de la historia y estas acciones son reprobables por los asesinatos, amenazas y secuestros de los candidatos participantes y por una total indiferencia por parte de los diferentes órganos de gobierno federal, estatal y municipal, Así como de los constantes ataques del Poder Ejecutivo hacia el Instituto Nacional Electoral (INE) y además en medio de una pandemia de salud, son condiciones muy desfavorables y que a pesar de todas estas condiciones adversas, habla muy bien de los ciudadanos que salieron a votar en todo el país, señaló el académico.

Subrayó que estas elecciones y el hecho de que las personas salieran a votar, fortaleció el trabajo del INE, aún cuando se presentaron problemas para que algunas casillas se pudieran instalar; los resultados fluyeron de manera normal y de que todo este proceso electoral haya caminado con cierta normalidad, habla muy bien de la función del Instituto Nacional Electoral y obviamente desarma a quienes atacaron durante los últimos meses a este instituto electoral.

Sánchez de la Barquera, agregó que “el INE salió fortalecido con su trabajo de ayer, cumplió con su misión y ese trabajo le quita armas a quienes lo habían atacado muy fuertemente comenzando con el Presidente de la república”.

Indicó que el hecho de que el presidente hasta el momento, haya aceptado esos descalabros tan notables registrados en la Ciudad de México, es bueno y en las democracias los que pierden, deben aceptar y reconocer que el voto no les favoreció; y los resultados que se están presentando por el momento, nos llevan a una recomposición electoral que nos da aliento para seguir adelante.

Por su parte, Valente Tallabs González, Director de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la UPAEP, afirmó que la democracia sale fortalecida tras este proceso electoral y la gran participación ciudadana que se dio en las elecciones intermedias en el marco de todas las variables no controladas que ya se mencionaron como la violencia, la pandemia sanitaria, la incertidumbre, entre otras.

Tallabs González expresó que el INE fue un garante de organización y coordinación en las elecciones intermedias más grandes en la historia del país y que dan certeza a este proceso, cumpliendo con su papel institucional y principalmente de invitar a los ciudadanos aun con todas las complicaciones que se pudieron presentar.

Comentó que con la pandemia de salud, los analistas pensaron que los partidos políticos iban a ser más creativos para hacer sus campañas políticas, pero siguieron con las mismas estrategias tradicionales de subcultura, como los mítines, las campañas de contrapropuesta, lo cual tiene que evolucionar, tienen que ir a la par de la participación de la ciudadanía para que los partidos políticos se conviertan en ofertas reales y no sólo en opciones y que no hay algo más, por lo tanto existe un trabajo pendiente en trabajar en esta subcultura política.

Otro punto en el que se tiene que trabajar es en el tema de la violencia, en donde es importante distinguir entre la violencia criminal y la violencia política, ya que hoy vemos fenómenos de la violencia política que son de preocuparse, como es el caso de que grupos de personas actúan a plena luz de día con total impunidad, es grave y que la sociedad no puede tolerar y que es uno de los puntos que se deben atender de manera prioritaria.

Señaló que si bien el partido MORENA ganó un buen número de gubernaturas en el país, un buen número de diputaciones en el Congreso, se erige como el principal ganador en esta contienda electoral, pero también el PAN, ganó posiciones, mantiene algunas gubernaturas y gana algunas diputaciones y es quien asume el liderazgo efectivo de la oposición en estos momentos.

Por su parte, Claudia Ramón Pérez, Catedrática de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la UPAEP, expresó que aun cuando MORENA logra ganar por el momento un buen número de gubernaturas en el país, se tendrán que revisar los porcentajes de diferencia porque se ha ido cerrando la competencia en muchos de esos estados en donde se estaba imponiendo esa fuerza política y ahora se ha reducido ese distanciamiento.

De igual forma, dijo que otro elemento a considerar dentro de estas elecciones, es la paridad de género, al señalar que seis mujeres sean gobernadoras en el país; así como revistar la configuración electoral que se está dando en algunos estados de la república mexicana. Y que para la siguiente elección, conforme vaya avanzando la participación ciudadana, los puntos de diferencia entre un partido y otro se muevan de manera importante.

Manifestó que ese discurso polarizante logró calar en la gente y provocar que los ciudadanos salieran a la calle a votar, como sucedió en Puebla en donde se registra un 55% de participación, y se pudo observar en las casillas de votación a jóvenes y adultos de la tercera edad, emitiendo su voto. Agregó, “en algunos casos, los ciudadanos salieron a votar castigando, y aquí hay que revisar hasta dónde reflexionar su voto, porque había algunos candidatos que no resultaban atractivos en el sentido de legibilidad y otros aspectos que se debieron considerar para emitir un voto razonado; sin embargo, hoy vuelven a estar en el poder y son cosas en que tenemos que reflexionar todavía más los ciudadanos”.

Por lo tanto, dijo que los ciudadanos deben ser más participativos en todos los procesos electorales, de vigilar a los candidatos electos, de observar que cumplan con su trabajo y estar al pendiente de lo que están haciendo durante su gestión, exigiendo cuentas y señalar sus aciertos y desaciertos.