Después de las protestas del pasado 21 de mayo, donde personal de la Fiscalía General del Estado reprimió a familiares de Zyanya Coral Figueroa Becerril, este jueves finalmente un grupo de peritos particulares acudieron a la casa que rentaba la víctima para hacer una reconstrucción de los hechos.

Según dio a conocer a través de sus redes sociales el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio, este día los servicios periciales privados que fueron contratados por la familia acudieron al inmueble que Zyanya Figueroa alquilaba y en donde fue localizado su cuerpo en mayo del 2018.
 
Según lo dado a conocer por está asociación, la cual ha dado acompañamiento a los familiares de Zyanya Figueroa, en el lugar los peritos y expertos en la materia forense realizaron una reconstrucción de los hechos, a fin de integrar un expediente sobre los indicios localizados.

Esta diligencia ya se había intentado realizar pero por diversos motivos ni había sido posible realizarla, sin embargo a unos días de la protesta, finalmente se logró concretar la reconstrucción de los hechos, que pretende determinar si en verdad se trató de un suicidio.

La familia y las organizaciones que los acompañan, sostienen que Zyanya Figueroa no se suicidó y que el resultado de las investigaciones de la Fiscalía General del Estado no se hicieron con perspectiva de género, por lo que exigen que la autoridad ministerial no le de carpetazo a la investigación.

El pasado 21 de mayo los padres de Zyanya realizaron una manifestación en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, donde el personal los agredió a ellos y a los activistas que los acompañaban exigiendo que se hiciera una nueva recolección de indicios antes de regresar el inmueble a su legítimo dueño.