Luego de que el pasado fin de semana fuera sorprendida la empresa textil Rio Sul por verter en un campo deportivo sus aguas residuales, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación en Puebla (Canacintra), consideró que el caso se debe de investigar y sancionar.

Luis Espinosa Rueda señaló que se trata de un hecho reprobable que debe de ser investigado y sancionado por la autoridad competente y recordó que hay leyes para el manejo de residuos, incluyendo el agua en el caso de las empresas.

El empresario también dijo que hay la posibilidad de que algunas empresas contaminen de forma involuntaria, por el diseño de los parques industriales.

Dijo que desde la Canacintra  ha buscado entablar diálogo con los presidentes municipales del área conurbada, para revisar el estado de los parques industriales y revisar su diseño.

"Esto simplemente nos da cuenta de la falta de planeación que hay cuando se hacen los desarrollos urbanos industriales en los municipios. Hemos tratado de dialogar con todos los presidentes del área conurbada y retomaremos esto, nada más que pasen las elecciones y veamos quién llega", expuso Espinosa Rueda.

Antes de la detención de la pipa de Rio Sul, el Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (Soapap) clausuró los drenajes de la fábrica que de manera clandestina arrojaba sus descargas de agua contaminada con químicos a las barrancas de la junta auxiliar de La Resurrección.