Un extrabajadora de Dunkin Donuts compartió un video en donde se muestra la cantidad de donas que se tiran en un establecimiento.

Las imágenes muestran charolas de donas que se van a la basura, ya que la empresa no las regala a trabajadores u alguien más, según lo relatado.

Las imágenes mostradas causaron malestar en redes sociales, esto por la gran cantidad de comida que se desperdicia, incluso se comentó que los sobrantes podrían donarse.

Por ley, las empresas de comida en Estados Unidos no pueden vender nada que no haya sido elaborado el mismo día.

Dunkin' Donuts desecha cada día sus donuts no vendidos mientras prohíbe a sus trabajadores que los regalen. Un vídeo de esta práctica fue publicado por una exempleada de la compañía”, comparte RT en Twitter.

“Ningun restaurant puede regalar porque nadie compraría. Solo espero que llegue la hora de los regalos alcanzan a entender? No es porque quieran ser malos es porque eso los arruinaría”, es una postura a favor de la empresa. “Que horrible forma de pensar tienes. La economía es importante, si. Pero no podemos olvidar que vivimos en un planeta con recursos finitos. No podemos darnos el lujo de desperdiciar de esa manera la comida”, opina otro usuario de Twitter.