La fisura que se aprecia en uno de los cabezales del segundo piso de la autopista México-Puebla no representa ningún riesgo estructural, debido a que es sólo una tapa que protege cables de la obra que opera desde octubre de 2016, informaron el gobierno de Puebla y OHL, empresa que tiene concesionada el servicio.

En un reporte emitido por el organismo Carreteras de Cuota, se dieron a conocer detalles sobre las imágenes que han circulado sobre presuntos daños en la columna número 325 ubicada en el km 127+635 del libramiento y se aclaró que no existe ningún riesgo.

No obstante, como medida precautoria la concesionaria ha contratado a un perito certificado especializado para la elaboración de un dictamen técnico que determine si existe algún riesgo a la estructural.

De acuerdo con la explicación, el elemento fisurado sirve exclusivamente para proteger de la intemperie a los anclajes de los cables de pre esfuerzo, cuyo procedimiento está establecido en el proyecto ejecutivo del libramiento elevado.

“El elemento que se aprecia en las fotografías, se denomina nariz y es una tapa que protege los cables de pre-esfuerzo en los cabezales, es decir, no es un elemento estructural”, señala.

Se aprecia que el cabezal ha sido sellado con algún producto epóxido, el cual evita las filtraciones al interior del elemento.

“Se concluye que de la inspección realizada a los elementos columna y cabezal, así como la documentación del proyecto, estos hallazgos por ninguna índole representan un riesgo estructural”, destaca.

Desde 2014, el gobierno de Puebla entregó a OHL México y Pinfra una concesión para construir el segundo piso de la autopista, así como para operarlo y darle mantenimiento por un periodo de 30 años.

El costo de la obra fue de 10 mil 500 millones de pesos, cantidad de la que el 50 por ciento fue erogado por las empresas, y el resto, de manera conjunta, por la administración federal y por el gobierno estatal, durante la gestión del exgobernador fallecido Rafael Moreno Valle.

Pide Barbosa estudio integral al libramiento

Durante su conferencia mañanera, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta pidió a la secretaría de Infraestructura y a la dirección de Carreteras de Cuota que pidan por escrito a la concesionaria OHL-Pinfra, un reporte general de las revisiones y mantenimiento de todo el segundo piso.

“Que esté en nuestro poder el documento detallado y tengamos la certeza que toda esa construcción no tiene riesgo alguno para los que la utilizan y van en el llamado bajo puente”, destacó.