El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta declaró que fue "una burla" que las candidaturas a diputaciones locales plurinominales se reasignaran a las mismas personas por parte de la dirigencia del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Por sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Morena debió repetir su sorteo de candidaturas, pero quedaron de nueva cuenta las mismas 15 personas que fueron postuladas originalmente, aunque inicialmente revocaron sus designaciones.  

La dirigencia de Morena aseguró que repitió el sorteo, pero se negó a dar los nombres de quienes ganaron. 

Sobre el tema, Miguel Barbosa Huerta señaló que seguramente “el litigio continuará” por parte de quienes están insatisfechos con las resoluciones de los juicios.

“Entonces serán nuevamente, las Sala Regional y Superior las que determinen esto. El tufo, el error que surge de este cumplimiento de la sentencia es muy feo pues. Y que los componentes de esa lista sean los mismos parece una burla”, comentó.

En las postulaciones estaban —y estarán de nuevo—  Daniela Mier Bañuelos, hija del diputado federal Ignacio Mier Velazco; el enlace nacional Carlos Evangelista Aniceto; la actual diputada local Tonantzin Fernández Díaz y el secretario General en funciones de presidente estatal, Édgar Garmendia de los Santos.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó a Morena asignar todas las candidaturas por sorteo, ya que las primeras cuatro —que son las que más oportunidades tendrán de llegar al Congreso local— las nombró por designación directa, violando la convocatoria interna y los estatutos del partido.

Cuando el tribunal ordenó la reasignación, el gobernador Barbosa dijo que el tropiezo con las candidaturas había sido resultado de la arrogancia de la dirigencia estatal de Morena.

En su conferencia matutina del pasado 7 de mayo, el mandatario comentó:

“Yo sólo diré en este momento que esto debiera de aprovecharse para recuperar algo de la legalidad perdida en Morena y también decir que la arrogancia y la soberbia en la política son malas consejeras”.