Tal como había anticipado el Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, en una de sus conferencias matutinas, el pasado sábado un grupo de niños se dieron cita en el Estadio Cuauhtémoc para ser testigos del juego entre Puebla y Atlas de Cuartos de final, encuentro donde la Franja se impuso por 1-0 para avanzar a semifinales de la Liga MX.

El grupo conformado por niñas, niños y adolescentes permanece bajo los cuidados del Sistema Estatal DIF y pudieron acudir al recinto dos veces mundialista, donde presenciaron el juego de Liguilla desde el palco que pertenece al Gobierno de Puebla.

El hecho fue anunciado el pasado miércoles previo al encuentro de ida en la misma instancia, donde La Franja cayó por 1-0 en el Estadio Jalisco. En esa ocasión, el mandatario estatal aseguró que para el juego de vuelta en el Estadio Cuauhtémoc acudirían niños de escasos recursos al palco propiedad del poder Ejecutivo.

Las redes sociales del Gobierno de Puebla mostraron fotografías en las que se aprecia a los menores durante su ingreso al estadio y al ocupar los asientos del palco. La acción viene de la mano con uno de los dichos por Barbosa Huerta desde su arribo al Poder Ejecutivo, pues aseguró que se acabarían toda clase de privilegios e hizo hincapié en los inmuebles deportivo, donde en pasadas administraciones acudían cercanos al gobernador.

Los camoteros sellaron su pase a las semifinales con un autogol de Anderson Santamaría bajo la presión del delantero Santiago Ormeño, lo que le permitió a los dirigidos por Nicolás Larcamón quedarse con el boleto a las semifinales gracias a su posición en la tabla general, además de romper una racha de 12 años de sequía para llegar a dicha instancia

Foto: Twitter