La candidata de Morena y PT a la alcaldía de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, acusó al exalcalde panista Eduardo Rivera Pérez de privatizar el servicio de agua potable por “sumiso” y por vender su dignidad.

En un acto de su campaña por la reelección, la alcaldesa con licencia criticó a su oponente porque ahora ofrece analizar la revocación de la concesión que él mismo avaló a finales de 2013.

Ante vecinos de la colonia Guadalupe Hidalgo señaló que no se debe olvidar quiénes entregaron el servicio a la empresa Concesiones Integrales (Agua de Puebla), ya que son precisamente aquellos que buscan volver al poder.

Criticó que en 2018 Rivera Pérez compitió por la alcaldía de Puebla postulado por el PAN, y ahora busca el mismo cargo impulsado también por PRI, PRD, Compromiso por Puebla (CPP) y Pacto Social de Integración (PSI).

“El candidato con el que hoy me toca competir, que en la campaña de 2018 compitió por el PAN, hoy compite con las siglas del PRI, fue quien privatizó el agua. Y eso debemos recordarlo”, enfatizó.

La edil señaló además que cuando era gobernador Rafael Moreno Valle, había perfiles “sumisos” que a todo decían “sí señor”, en alusión a Rivera Pérez, que era presidente municipal de la capital.

“¿Por qué privatizó el agua cuando la ciudadanía le decía que no lo hiciera? Porque hay perfiles que son sumisos, que le dicen a todo: sí señor, sí señor a costa de la dignidad, propia y de la dignidad del pueblo de Puebla. Eso es lo qué pasa, venden su dignidad”, denunció.

La concesión del agua en la zona metropolitana de Puebla fue impulsada por el entonces gobernador Rafael Moreno Valle, pero los Cabildos (incluido el de la capital encabezado por Rivera Pérez) aprobaron ser parte del convenio de concesión.

El contrato con la empresa Concesiones Integrales tiene una duración de 30 años no solo por el servicio de agua potable, sino también los de drenaje, alcantarillado y saneamiento de aguas residuales.