En audiencia, un Juez Unitario del Tribunal de Enjuiciamiento halló responsables a los cuatro detenidos por el secuestro y asesinato de la niña Flor Itzel, de 6 años de edad, ocurrido a finales de 2018, en el municipio de Chiconcuautla.

Todos fueron sentenciados a 87 años y 6 meses de prisión por el delito de secuestro agravado. 

El órgano de control, en la sala 2 del Centro de Justicia Penal de Huauchinango, también ordenó que los culpables cubrieran dos pagos por daño moral y material; el primero, por mil días de salario mínimo, es decir 141 mil 700 pesos, y el segundo, por mil 200 días de salario mínimo que corresponde a 170 mil 40 pesos. 

Los sentenciados son  Brisanet Morales Santiago y Lidia Morales Santiago, tías de la menor, así como Alejandro Flores Reyes, pareja sentimental de Brisanet, y Benjamín Flores Márquez, padre de Alejandro. 

Flor Itzel Cruz Aureles fue reportada como desaparecida con la Alerta Amber, el 23 de octubre de 2018, y 24 horas después, hallada sin vida en un paraje cercano a su hogar en el municipio de Chiconcuautla. 

Más tarde, fueron detenidas dos de sus tías junto con dos cómplices, los cuales habían exigido un pago por concepto de rescate pero no dieron suficiente tiempo por lo que le dieron un balazo a la menor y abandonaron su cuerpo. 

Ante los hechos fueron asegurados y llevados a la Fiscalía de Puebla, que de forma inicial les fincó cargos por tentativa de homicidio, portación de arma de fuego e instrumentos prohibidos y delitos cometidos contra funcionarios públicos

Más tarde se les imputó el delito de secuestro agravado. 

Luego de presentar diversas pruebas, el agente del Ministerio Público logró que los acusados recibieran sentencia condenatoria.