Después de alterar ilegalmente una casona en El Alto, considerada monumento histórico por el INAH, el empresario  Manuel López Mazuelas ahora busca construir un hotel de seis pisos en un inmueble de la calle 2 Oriente considerado monumento histórico, pues se trata de la que fue sede del primer consulado de España en Puebla.

Manuel López Mazuelas fue denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR) el pasado 4 de mayo por dañar, alterar y destruir la casona ubicada en la 8 Oriente número 1202, por lo cual se abrió el expediente FED/PUE/PUE/0001189/2021 por este delito federal que alcanza penas de 3 a 10 años de prisión.

La obra por la que el empresario y político  de origen español fue denunciado se inició en enero de 2020 pese a la inconformidad de los vecinos y a no contar con permisos del Ayuntamiento de Puebla, la Gerencia del Centro Histórico y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Fuentes cercanas al caso confirmaron que tras haber logrado consumar la remodelación de dicha casona, ahora López Mazuelas busca repetir el modus operandi en una casona que, al igual que en el primer caso, es parte del Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles del INAH.

Se trata del inmueble ubicado en la 2 Oriente número 206, entre la 2 y 4 Norte del Centro Histórico de Puebla, el cual está inscrito con el folio 7398 dentro del Catálogo Nacional de Monumentos como un inmueble tipo casa habitación que data del Siglo XVIII, que se encuentra además en la Zona de Monumentos.

El valor histórico de este espacio se basa en que fue ocupado como el primer consulado de España en Puebla, aunado al trabajo arquitectónico que tiene en su fachada, pasillos, escaleras y distribución interna del lugar que actualmente sirven como departamentos y espacios comerciales.

Remodelación implica agregar 4 pisos

El proyecto arquitectónico impulsado por Manuel López Mazuelas implica una reestructura completa de la casona, para lo cual se tendrían que reforzar los dos niveles preexistentes y así poder construir tres nuevos pisos, con terraza, según los planos a los que tuvo acceso e-consulta.

El proyecto tiene como fin habilitar el lugar como un hotel de 51 habitaciones sobre un terreno de 790.75 metros cuadrados, usando como base la planta baja y el primer nivel que ya existen.

Para el segundo y tercer nivel se tiene estipulada una construcción completa destinada para habitaciones, así como espacios de terraza de 10.75 metros en la zona que da hacia la calle 2 Oriente, misma situación que para el cuarto y quinto piso.

El proyecto también incluye una terraza superior y la instalación de dos enormes elevadores entre el primero y segundo patio, para lo cual se tendría que eliminar una de las habitaciones preexistentes para poder crear el cubículo que albergue el sistema de los elevadores.

Obras ascienden a 27.7 millones

La información a la que obtuvo acceso este medio señala que para este millonario proyecto de hotel no existen aún los permisos del Ayuntamiento de Puebla y menos los del INAH, sin embargo además del proyecto arquitectónico, también ya se tiene un presupuesto sobre el valor que tendrá materializar las obras.

Según las especificaciones del proyecto, los arquitectos estiman que por la construcción de los nuevos niveles y la remodelación de la planta baja y el primer nivel, el empresario Manuel López Mazuelas tendrá que pagar aproximadamente 27 millones 790 mil 400 pesos.

A diferencia de la casona en la 8 Oriente número 1202, la cual estaba completamente abandonada y deteriorada, el antiguo consulado español tiene afectaciones menores pues la mayoría del lugar está habitado, incluso prevalecen muchos detalles que resaltan la construcción original.

Aunque la casona es propiedad de López Mazuelas desde noviembre de 2019, cuando la compró a Cruz Macuil Sánchez, hasta la fecha los trabajos no han empezado, pero los vecinos de la zona manifiestan que en cualquier momento podrían arrancar los trabajos que alterarían drásticamente este inmueble.

Este medio publicó que según la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos, “los propietarios de bienes inmuebles declarados monumentos históricos o artísticos, deberán de conservarlos y, en su caso, restaurarlos en los términos del artículo siguiente, previa autorización del instituto correspondiente".

Asimismo se establece que siempre debe haber autorización del INAH y se encargará de dirigir las obras de restauración, pues si se ejecutan sin la autorización o permiso correspondiente, serán suspendidas por disposición del instituto y se procederá a su demolición, así como a su restauración o reconstrucción.