El gobernador Miguel Barbosa Huerta descartó que hay homicidios en los anexos para personas con adicciones a las drogas o el alcohol, sin embargo adelantó que habrá una revisión a la regulación con la que operan estos espacios.


Durante su rueda de prensa matutina el mandatario poblano fue cuestionado respecto a la operación de estos lugares que reciben a personas adictas luego de que en las últimas semanas han sido ligados a varios homicidios.

Barbosa Huerta, en respuesta, descartó que exista una relación entre la operación de estos centros con algún homicidio y se refirió al caso más reciente en San Pablo Tepetzingo, municipio de Tehuacán, donde un interno murió y dos más resultaron heridos luego de que un comando atacó el anexo "Finca Santa Cruz Conducto de Fe".

Video: https://twitter.com/e_consulta/status/1390686193659125762?s=19

"El tema de Tehuacán, en San Pablito Tepetzingo, tenemos ya muy claro quién pudo haber sido (el responsable) , los motivos y todo lo demás. No fue un ataque a los anexos, fue un asunto casi personal", expuso el gobernador.

No obstante, el mandatario adelantó que se va a revisar la regulación de estos centros, pues la mayoría de ellos opera en una "línea muy delgada" de la legalidad, por lo que sentenció que desde el gobierno se hará la revisión correspondiente.

Recordó que estos centros también son cuestionados debido a que muchas veces no cumplen con los protocolos establecidos para la rehabilitación de los pacientes y se vuelven "refugio de delincuentes", aunque aseguró que se ha hecho una limpia para impedir que en estos espacios haya personas ligadas al crímen.