Los arranques de campaña de los nueve candidatos a la presidencia municipal de Atlixco fueron pequeños en la medida de lo permitido por el decreto vigente en el estado de Puebla para la prevención del covid.

En su mayoría se caracterizaron por la ausencia de propuestas y un proyecto de gobierno para los próximos tres años.

Además de que siete de los candidatos se enfocan en el golpeteo hacia el gobierno municipal de Guillermo Velázquez, quien busca la reelección con la coalición “Va por México”, conformada por PAN- PRD- PRI, señalaron principalmente la falta de acciones importantes durante los tres años en que ha dirigido el municipio de Atlixco.

El inicio de campaña de Velázquez fue criticado principalmente en redes sociales debido a que se congregó mucha gente en la plaza de armas, sin cumplir las medidas de prevención del contagio en el espacio se presentaron Marco Cortez y Genoveva Huerta, dirigentes de Acción Nacional (PAN) a nivel nacional y estatal, respectivamente.

Ariadna Ayala Camarillo, candidata de “Junto haremos historia” coalición de Morena-PT, fue la primera que tuvo que reprogramar el arranque de su campaña debido a las indicaciones del Instituto Estatal Electoral (IEE), se trataba de una actividad en la plaza de armas a las 12 de la noche del 4 de mayo, pese a ello se convirtió en la única de nueve aspirantes a presentar sus propuestas abiertamente en una rueda de prensa.

De la misma manera miembros de la colectiva Texochitl, señalaron que la candidata no ha caminado por las calles de Atlixco, como para en su mensaje hablar del temor que sienten las mujeres de esta ciudad si al oscurecer andan solas en las calles. “¡Lamentable escuchar a una candidata decir que le preocupaba la seguridad de las mujeres, pero nunca alzó la voz con los feminicidios, nunca acompañó cuando exigimos justicia!”, señaló Guísela López.

Para el caso de Martha Alatriste, quien en su discurso asegura que “la que es Morena donde quiera es Verde”, al encabezar las contienda por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) tras no ser la elegida en Morena para la candidatura local ha sido severamente criticada precisamente por abandonar los ideales de los lopezobradoristas y aceptar contender de la mano con los hermanos Chávez Escudero.

Liliana Torres Garcés, quien abandera el Movimiento Naranja, fue una de las últimas en iniciar su promoción a votar por este partido, en su discurso se dijo una ciudadana de Atlixco y no “una de las divas, que se va a tomar fotos al cerro de San Miguel, a las escaleras anchas y arranca su campaña con acarreados en el zócalo de la ciudad”, dejando claro con esto que su equipo está conformado por ciudadanos.

Sin embargo, las críticas también la han alcanzado sobre todo en el tema de que contendió en la elección pasada por el PVEM, a través del cual buscaba la diputación local, esto pese a que ella se ha deslindado ya del verde porque asegura que ahí no se le dio el respeto que se merecía.

Respecto a Lucía Briones, Valente Sevilla, Salvador Olivares y Francisco Velazco, quienes son los candidatos de Partido Encuentro Solidarios (PES), Redes Sociales Progresistas (PSP), Nueva Alianza (PANAL) y Fuerza México (PFM) ya son señalados como los “fragmentadores del voto”, debido a que son partidos pequeños.

Sin embargo, son lo que en sus discursos señalan al gobierno actual de la poca acción que ha realizado en los tres años que le tocó gobernar.