La Secretaría de Salud Pública de San Luis Potosí dio a conocer que se han detectado 34 casos positivos a covid-19 relacionados a la variante de B1617, o cepa de la India.  

Solo uno de los 34 casos se ha podido comprobar, hasta el momento, como positivo a la cepa india; se enviaron tres pruebas más al laboratorio del INDRE y se está a la espera de los resultados.  

"Sí es probable que todos hallan desarrollado la variante de la India, pero pocos laboratorios tienen banco de muestras y se requiere de un medio especial y ultracongelación para conservarlas, por lo pronto enviamos tres al INDRE y falta que nos diga, si las muestras están en buen estado", informó el secretario Miguel Ángel Lutzow Steiner.  

Lutzow Steiner, explicó que el 6 de marzo se recibió a un grupo de extranjeros que cumplieron con las medidas protocolarias; ingresaron al país con pruebas PCR negativas, sin embargo, uno de ellos, residente de la India, inició con síntomas días después y estuvo en contacto con 40 personas durante una capacitación en una empresa en la capital potosina.  

El residente hindú ingresó a México en un periodo de incubación del virus, a partir de él se desarrolló el brote, primero comenzaron con síntomas los nueve extranjeros que viajaron con él, siete de la India y dos de Brasil y estuvieron aislados en hoteles.  

El hombre, de 40 años de edad, positivo a la cepa india, habría contagiado a dos personas más. Del segundo de los 11 contagios de la empresa, se desprendieron dos casos adicionales y actualmente se investiga la cadena de contagios de nueve trabajadores más.  

En el estudio del brote de la cepa de la India suman cuatro generaciones de la cadena de contagios; con la secuenciación genética. 

Con información de Milenio