El piloto francés Romain Grosjean nuevamente se subirá a un monoplaza de la Fórmula 1 debido al pacto que había realizado con Toto Wolff, el máximo responsable de la escudería Mercedes, después del grave accidente que sufrió en el Gran Premio de Baréin de 2020, cuando su coche Haas atravesó la barrera y estalló en llamas.

Mientras continuaba con su recuperación en el hospital, el francés recibió la promesa de Wolff para tener una nueva oportunidad de conducir un coche de Mercedes de Fórmula Uno, por lo que ahora el directivo cumplirá su promesa al organizar una sesión de pruebas en el circuito Paul Ricard el próximo 29 de junio de 2021, donde pilotará el W10 de Lewis Hamilton, ganador del título en 2019.

Grosjean se pondrá al volante de un coche de Fórmula Uno por primera vez desde su dramático accidente y la huida de Romain de los restos en llamas de su coche Haas, hecho que captó la atención mundial en noviembre de 2020 y donde el piloto de 35 años tuvo la suerte de escapar apenas con graves quemaduras en las manos.

A pesar de mostrar valientes esfuerzos para recuperarse lo antes posible, Romain fue excluido de las dos últimas carreras de la temporada y parecía que con eso concluía una histórica carrera en la Fórmula Uno que contabiliza 179 salidas y 10 podios.

Tras el accidente, Toto Wolff se comprometió con Romain a que su accidente no sería el último acto por lo que invitó a Grosjean a la base de Mercedes F1 en Brackley, el pasado 30 de marzo, para que se sometiera a un ajuste de asiento y pasara tiempo en el simulador del equipo en preparación para una prueba especialmente organizada en el circuito del 29 de junio, siete meses después de su accidente.

“Estamos muy contentos de apoyar a Romain con esta oportunidad especial. La idea surgió cuando parecía que Romain pondría fin a su carrera activa en la Fórmula 1, y no queríamos que su accidente fuera su último momento en un coche de F1”, dijo Toto Wolff.

También será parte de una serie de vueltas de demostración antes del Gran Premio de Francia, del domingo 27 de junio. Grosjean compite actualmente en la serie IndyCar para Dale Coyne Racing con RWR.

“La F1 no tuvo la oportunidad de correr en Francia durante 2020 por culpa del COVID, así que conducir un Mercedes en el Gran Premio de Francia de 2021 y completar un test en el Circuit Paul Ricard, mi circuito de casa, será muy especial. No puedo esperar a que llegue el día”, señala Grosjean.

Foto: Twitter