Tras los dos incendios registrados en las inmediaciones del cerro de San Miguel un grupo de atlixquenses se coordinaron para realizar una reforestación de este inmueble natural con el objetivo de que este lugar icónico de la ciudad permanezca verde y subsane el efecto de este tipo de desastres que acaban con la fauna y la flora endémica de Atlixco.

Eduardo Robledo, productor y viverista señaló que cuenta con 400 plantas de cedro blanco y maguey que son parte de la flora natural del cerro, listas para ser plantadas en esta época que es la ideal para dar tiempo a que se enraícen; “Además de que se trata de dos especies que no requieren mucho cuidado y poca agua por ello creemos que será un éxito esta reforestación”.

Para lograr la meta están invitado a todos los atlixquenses interesados a participar en la actividad programada para el próximo sábado nueve de mayo a las 8 de la mañana en la explanada del cerro para empezar a reforestar la zona entorno al mirador número 1, ya que esta área fue la más afectada por los incendios.

“La idea también es que los participantes adopten uno o dos pues, aunque requieren pocos cuidados, es la forma de crear conciencia para que esta reforestación sí rinda fruto, ya que intentos ha habido muchos, pero el cerro sigue igual, debido a que solo van los plantan y los olvidan, por ello queremos hacerlos parte desde el proceso de plantación hasta la vigilancia constante”, señaló el promotor.

Después del cerro se tienen programadas algunas juntas auxiliares como la Agrícola Ocotepec, San Pedro Benito Juárez y Coyula.