El FC Barcelona rompió su racha de tres partidos sin conocer la derrota y cayó este jueves ante el Granada por 2 goles a 1, oportunidad inmejorable que les hubiera permitido posicionarse como líderes en LaLiga y pelear de lleno por el campeonato con el Atlético de Madrid.

Los pupilos de Ronald Koeman se fueron rápidamente al frente tras anotar el primero de la tarde al minuto 23. Una especie de pared con Antoine Griezmann le permitió a Lionel Messi pegar de pierna para superar al arquero y así poner adelante al Barcelona en un juego que pintaba tranquilo para su causa.

El Camp Nou fue testigo del dominio ‘culé’ en el compromiso y a pesar de que tuvieron aproximaciones de peligro importantes no lograron concretarlas, lo que les impidió aumentar la diferencia en el marcador y e irse al descanso tranquilos.

Para la parte complementaria fue necesario un descuido defensivo de los ‘Blaugranas’ para que los ‘Nazarí’ pudieran reaccionar. La oportunidad fue tomada por Darwin Machís, quien apareció solo en el área para vencer a Ter Stegen y así igualar las cosas en un caso sorpresivo para todo mundo.

No sería la única acción que causara estupor en el campo catalán, pues la voltereta se concretó al minuto 79. Jorge Molina conectó de forma correcta su remate de cabeza y mandó el balón al fondo de la portería, lo que decretó el 2-1 final en favor de los visitantes que merma las aspiraciones del Barca por alcanzar el ansiado título de Liga.

Con esta derrota ante el Granada, el Barcelona se queda con 71 puntos en el tercer lugar de LaLiga de España, a dos del líder Atlético de Madrid y con únicamente cinco partidos por delante para terminar la presente temporada.

Foto: Twitter