El día de ayer, en un acto de abuso de autoridad, personas cercanas a Norma Layón Aurun, la alcaldesa con licencia de San Martín Texmelucan, acudieron a vacunarse contra la Covid sin cumplir con los requerimientos que establece el Sistema Nacional de Salud.

De acuerdo a diversas denuncias ciudadanas, decenas de funcionarios públicos se formaron por la tarde para recibir la dosis en las instalaciones de la Clínica número 11 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), entre los que destacan personal de primer nivel de la comuna, entre ellos: Michelle Taja Vigueras, director de Servicios Públicos y sobrino de Norma Layón, Carlos Raúl Borja Aguilar, coordinador de Educación y Elías “N”, quien se desempeña como secretario particular de la presidenta municipal con licencia.

La mayoría de los burócratas, jóvenes y de edad media, con menos de 50 años de edad, no pertenecen al sector salud ni a grupos vulnerables.

Con esta acción, miles de personas que verdaderamente requieren los medicamentos siguen sin recibir la vacunación, violando así la política rectora de vacunación en México que toma en cuenta los cuatro ejes de priorización contra el Virus Sars Covi: edad de las personas, comorbilidades personales y grupos de atención prioritaria. 

Cabe señalar que en días pasados se ha denunciado que en otros lugares del estado también ha habido abusos al respecto por parte de funcionarios y servidores públicos.