A un año de la aprobación de la Política Nacional Anticorrupción, solo 13 entidades cuentan con Políticas Estatales Anticorrupción (PEA), alertó la organización Fuerza Ciudadana Anticorrupción que llamó a los sistemas locales a concluir el proceso de elaboración de esas políticas.

La mencionada organización consideró que las PEA son un instrumento indispensable para dar coherencia y rumbo a las acciones y estrategias para prevenir y sancionar la corrupción.

En un comunicado indicó  que aparte de las 13 entidades con sus PEA aprobadas, otras 17 están en proceso de elaboración o de retroalimentación por parte de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción (SESNA), mientras que dos entidades ni siquiera han comenzado con el proceso de elaboración.

Dentro de las PEA que ya han sido aprobadas hay buenas prácticas que pueden replicarse, como la creación de un diagnóstico de las causas y consecuencias de la corrupción a nivel local, la alineación con la agenda 2030, la transversalización de la perspectiva de género y derechos humanos, la integración de indicadores de resultados esperados, así como la participación ciudadana en su elaboración.

Fuerza Ciudadana Anticorrupción consideró fundamental que la ciudadanía y las organizaciones de la sociedad civil, particularmente los pueblos y comunidades indígenas que han sido discriminados históricamente y afectados por la corrupción, participen en el diseño de las PEA, ya que esto las fortalece y genera sentido de apropiación.

Las PEA son importantes porque permiten darle seguimiento puntual a los recursos que destina el gobierno para combatir la corrupción. No contar con ellas hace que los esfuerzos de los actores locales en este combate se diluyan e imposibilita producir resultados tangibles, lo que a su vez genera desconfianza de la ciudadanía en los Sistemas Estatales Anticorrupción (SEA), concluye el comunicado.