Tras la decisión del gobernador del estado de Puebla Miguel Barbosa Huerta,de disolver las direcciones de la Policía Estatal de Vialidad y de Grupos Especiales pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública, los transportistas de Atlixco y Tehuacán recordaron las extorsiones de las que son objeto por parte de elementos de la secretaría de Movilidad y Transporte.

Exigieron que se revise el quehacer de los inspectores de vialidad que solapan a los dueños de unidades del transporte público pirata, ya que, a pesar de haber hecho varias denuncias, este tipo de vehículos siguen circulando de manera normal sin que hasta el momento se hayan retirado de manera definitiva.

“Los de la secretaría de Movilidad solo hacen operativos fantasmas en los que detienen cierto número de unidades pirata, pero luego vuelven a circular sin ningún tipo de problema”, comentó uno de los líderes transportistas de la región de Atlixco, Héctor Castillo Flores.

Él mismo transportista expuso al secretario Guillermo Aréchiga Santamaría,por solapar el transporte pirata de las empresas ERCO y ORO, bajo el nombre de “Express Van” que circulan en Puebla, Atlixco e Izúcar de Matamoros sin los documentos necesarios para dar servicio.

Asegura que desde ese tiempo las camionetas denominadas Express Van circulan con placas de vehículo particular, a pesar de que transportan personas a diferentes lugares de la región de Atlixco y cobran por ello.

Así mismo fue puesto en evidencia Ricardo Balderas Hernández, hermano del delegado de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT) en Tehuacán, Jorge Balderas Hernández, quien fue captado en fotos y video mientras realizaba labores de supervisión de transporte a pesar de que ya no trabaja en la Dirección de Vialidad desde 2012 y de que fue puesto a disposición del Ministerio Público por cohecho y usurpación de funciones, en ese mismo año.

Las imágenes muestran a Ricardo Balderas vestido con pantalón azul de mezclilla y playera amarilla haciendo uso de una unidad de Supervisión de Transporte mientras, aparentemente, pide al conductor de una pipa de gas de la empresa Gas Súper Rápido, que muestre su documentación.

Luego fue captado otra vez haciendo la misma acción con otro ciudadano. Al momento de recibir lo que parece ser dinero, se voltea como tratando de cubrir la acción.

Los transportistas exigieron al gobernador que no solo ponga los ojos en los agentes de vialidad, sino que realice un análisis de la falta de acciones por parte de los miembros de la secretaría de movilidad de la que recientemente salió Guillermo Aréchiga Santamaría por incumplimiento de sus proyectos.