Con extrema violencia, un adolescente de 15 años de edad, asesinó a la mujer que desde pequeño lo crió como su hijo, luego de que discutieran y ella lo corriera de la casa tras descubrir que le robaba el dinero correspondiente a la venta de un predio.

El asesinato de quien fue identificada como Rosa María D.H., de 53 años de edad, ocurrió la madrugada de este 9 de abril en un domicilio de la calle Alcanfores y Guadalupe.

Las primeras investigaciones de las autoridades ministeriales señalan que  el presunto responsable es un adolescente de 15 años de edad, sobrino de Rosa María y su esposo, al que adoptaron como un hijo.

La pareja descubrió que el menor les robaba el dinero obtenido de la venta de un terreno, por lo que discutieron con el adolescente y lo corrieron de la casa, según las pesquisas iniciales.

Antes de irse, el hoy prófugo de la justicia les dijo que se iban a arrepentir y que regresaría a matarlos.

Este viernes por la madrugada la mujer de 53 años de edad fue encontrada sin vida, atada de pies y manos, con una soga en el cuello y una bolsa de plástico en la cabeza, además de que estaba cubierta con una cobija.

Tras descubrir semejante escena, el esposo de la mujer dio aviso a las autoridades por lo que policías del estado y paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) se trasladó al lugar, donde confirmaron el deceso.

El lugar fue asegurado y se solicitó la intervención de la Fiscalía de Puebla que encabezó las diligencias del levantamiento del cadáver y dio inicio a la carpeta de investigación correspondiente para continuar con las pesquisas y tratar de ubicar al presunto responsable.