La ceremonia de los premios Oscar no tendrá enlaces en video llamadas con los ganadores de la gala, por lo que se espera la asistencia de los nominados.

Los invitados a la gala del 25 de abril podrán viajar a Los Ángeles al ser considerados como trabajadores esenciales, según una carta que la Academia de Hollywood que mandó a los invitados a la ceremonia.

La revista Variety mostró el contenido de la misiva, en donde se explica las condiciones que se pide cumplan los invitados: una cuarentena de 10 días sin contacto con personas externas y tres pruebas PCR: antes de viajar, al aterrizar y el día de la ceremonia.

Con esto se busca cumplir con uno de los principales propósitos que es una gala sin videollamadas, ya que no lo consideran como una opción.

Las acciones planteadas hacen que sea más fácil a los invitados que vivan fuera de Estados Unidos acudir a Hollywood, pero tendrán que llegar antes del 17 de abril y comunicar sus planes de viaje con antelación.

“Si viaja al condado de Los Ángeles desde fuera de California, debe ponerse en cuarentena durante 10 días después de su llegada y no puede interactuar con nadie durante esos 10 días”, se pide en el texto.

Además, la Academia busca que todos los nominados a mejor canción actúen en directo durante la gala, una situación complicada para Laura Pausini, que se encuentra en Italia y está en la contienda por la estatuilla por "Io sì" de la cinta "La vita davanti a sé".

Los responsables han reservado Union Station, la estación central de trenes de Los Ángeles, donde han diseñado un espacio al aire libre para la entrega de los premios. Además se espera que parte de los Oscar tenga lugar en el Dolby Theatre, el hogar tradicional.