El robo de insumos médicos, tanques y concentradores de oxígeno, es ahora una nueva actividad para los delincuentes en todo el país

De acuerdo con información oficial proporcionada por 12 Fiscalías generales de Justicia de nuestro país, de 2020 hasta marzo de este año, se han iniciado 77 carpetas de investigación por el robo de insumos médicos (cubrebocas, gel antibacterial, guantes quirúrgicos, protectores faciales), tanques y concentradores de oxígeno, entre otros.

Resultaron afectadas empresas, negocios, particulares, e incluso la Cruz Roja.

Los delitos se cometieron en 36 municipios de 11 entidades, y en cuatro alcaldías de la Ciudad de México, lográndose detener sólo a 18 presuntos delincuentes.

Los estados de México, Querétaro, Guanajuato, Chihuahua, Nuevo León, Jalisco y la Ciudad de México, concentran el mayor número de carpetas de investigación.

En lo que va de 2021, en el Estado de México se abrieron 26 carpetas de investigación por el robo de cilindros y concentradores de oxígeno. Las indagatorias se iniciaron en los municipios de Tlalnepantla, Tultitlán, Ecatepec, Temascaltepec, Toluca, Coacalco, Naucalpan, Ixtapaluca, Nicolás Romero y Chimalhuacán. Por estos sucesos, fueron detenidas y vinculadas a proceso 11 personas.

México no es la única nación que enfrenta el problema, porque desde el año pasado, la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, alertó que la pandemia era la nueva mina de la delincuencia, y dio cuenta que algunos gobiernos estaban siendo víctimas de fraude.

En Europa, por ejemplo, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito reportó que el gobierno de Eslovenia pagó 300 mil euros para recibir tres millones de mascarillas médicas por parte de una empresa en Bosnia y Herzegovina, pero nunca se las entregaron. Por su parte, las autoridades sanitarias de Alemania contrataron a dos compañías para que entregaran mascarillas faciales con un valor de 15 millones de euros.

Pero los delincuentes crearon un sitio web falso utilizando información de una empresa que aparentemente era legal en España.

En México, el año pasado, el personal de salud diversos hospitales del país promovieron amparos para demandar la entrega de insumos, ya que había desabasto, o sólo se le daban algunas piezas, lo que resultaba insuficiente para enfrentar la pandemia y salvar la vida de miles de mexicanos. Los insumos médicos comenzaron a llegar a territorio nacional porque el gobierno federal logró que algunas naciones como China los donaran; estos comenzaron a ser distribuidos por personal de las Secretarías de la Defensa Nacional, y de Marina-Armada de México. Al desabasto, se sumó el problema de que algunas bandas aprovecharon para robar en estados como Chiapas, Coahuila, Michoacán, Oaxaca y Tlaxcala, además de las entidades anteriormente citadas. Los registros oficiales indican que Querétaro es la segunda entidad con más número de carpetas de investigación, con 16 por delitos en cinco municipios; le sigue Guanajuato con 11 carpetas por delitos en 10 municipios, donde hasta la Cruz Roja fue asaltada.