La decisión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena para que Claudia Rivera Vivanco sea candidata por la alcaldía de Puebla es un freno a la habitual práctica en la que el “gobernador del estado impone a su perfil” para controlarlo, consideró el investigador de la Universidad Iberoamericana Puebla, Juan Luis Hernández Avendaño.

Por su parte, el politólogo de la UDLAP, Víctor Reynoso Angulo, apuntó que el procedimiento interno en Morena no fue transparente, ha generado divisiones y desatará un desgaste por la inconformidad de los perdedores.

Gobernadores no controlan como antes

Para Hernández Avendaño, por primera vez en Puebla gana un grupo opositor al gobernador y la elección será una “evaluación” del desempeño de la alcaldesa.

“El hecho de que Claudia Rivera sea la candidata para la reelección plantea que gana un grupo absolutamente opositor al gobernador, lo que está ocurriendo en muchas partes del país y muestra  que los gobernadores no tienen el control de los partidos como era antes”, comentó.

El también director general del Medio Universitario no descartó que las inconformidades de algunos militantes los motiven no sólo a no apoyar a Claudia  sino a operar en su contra.

En su opinión, es “bastante probable” que en Puebla se dé una alternancia en la que el PAN y su coalición recuperen la alcaldía, luego de que  Claudia Rivera – de los fundadores de Morena–, como representante  ciudadana no dio los resultados esperados.

Su “gobierno es muy caótico” y aparentemente no mejoró acciones en las colonias populares y las juntas auxiliares; prevaleció una dinámica de conflicto con el gobernador Miguel Barbosa, y careció de una promoción política de las acciones positivas de su administración.

Añadió que, desde su punto de vista, Claudia Rivera se debe separar del cargo porque tendría “ventaja” sobre sus adversarios, aunque ahora la ley le permite hacer campaña sin tener que renunciar al Cabildo.

Sobre el tema Víctor Reynoso Angulo, investigador de la UDLAP,  señaló que en otras partes del mundo puede verse una experiencia similar a la de Puebla , como pasó recientemente en los Estados Unidos, en el proceso electoral donde Donald Trump nunca dejó su cargo mientras buscaba reelegirse.

Reynoso consideró que es viable que Morena obtenga rentabilidad con Claudia Rivera en el proceso electoral y logre por primera vez un gobierno municipal de 6 años. “No hay un adversario fuerte contra Morena y su desempeño (de Claudia Rivera) no fue brillante, pero tampoco catastrófico”, destacó.

Falla Morena en sus procesos internos

Reynoso Angulo consideró que el procedimiento para elegir candidato de Morena no cumplió con los requisitos de “dejar satisfechos a los perdedores”, elemento fundamental en un ejercicio democrático.

“Se tienen que crear mecanismos de la aceptación de la derrota, que el que pierda acepte que perdió porque hay un procedimiento adecuado. No fue el caso de Morena. Los que no quedaron de candidatos están insatisfechos, van a cuestionar y va haber un montón de impugnaciones", dijo.

“Yo creo que la gente de Morena no es muy cuidadosa con los procedimientos internos por su inexperiencia; no les dan mucha importancia a las formalidades; descuidan y eso genera problemas”, agregó.

En este momento, señaló que a los líderes de Morena les conviene conciliar porque mantener el pleito va a desgastar mucho al partido y su relación con la sociedad.

Finalmente, declaró que hay una decepción en la dinámica interna de todos partidos políticos para elegir candidatos.