A un año del feminicidio de la menor Alisson Gabriela de 2 años y 3 meses de nacidacolectivos feministas y familiares de otras mujeres asesinadas marcharon por las calles de Puebla para exigir sentencia condenatoria para la madre y el padrastro de la menor, así como celeridad en el asunto.

El grupo de al menos 40 mujeres se congregó en las inmediaciones de la Fiscalía General del Estado de Puebla donde colocaron lonas, cartulinas y encendieron veladoras en memoria de la pequeña de dos años.

Con cruces de madera y flores blancas en mano, pidieron a las autoridades ministeriales no más omisiones en el caso, que no le den carpetazo al asunto y no se olviden del tema

Después de lanzar consignas como “no estamos completas, nos faltan las asesinadas, nos falta Alisson”, las manifestantes caminaron sobre bulevar 5 de mayo hacia la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Violencia de Género Contra Las Mujeres en la avenida 10 Oriente. 

Ahí pidieron a la Fiscalía que no por el hecho de tener a dos asegurados, le den carpetazo al asunto, pues si bien, Daniela y Víctor, madre y padrastro respectivamente de la pequeña Alisson, están detenidos, aún no reciben sentencia condenatoria.

Los manifestantes llegaron al zócalo de Puebla donde dieron fin a la marcha.

Alisson contaba con 2 años y 3 meses de nacida, inicialmente, sus tías se hicieron cargo de ella, la veían, cuidaban y protegían, hasta que Daniela decidió ir por ella y hacerse cargo, llevándola a vivir con su pareja sentimental.

Aunque sus tías se percataron que la niña era violentada, requerían pruebas y para evitar que las obtuvieran, la madre de la pequeña optó por alejarla de sus hermanas y evitar que convivieran más tiempo.

El 24 de marzo de 2020, la madre de Alisson Gabriela solicitó una ambulancia ya que aseguró que su hija se había lastimado al caer de la cama. Tras haber sido llevada al Hospital Universitario se descubrió que la menor sufría de síndrome de menor maltratada; debido a la gravedad de las lesiones la pequeña murió.

Mientras la necropsia de ley arrojó que la pequeña tenía lesiones en cabeza, cuello, tórax, brazos, abdomen, espalda y glúteo izquierdo, además de presentar huellas de abuso sexual, por esto la madre y el padrastro de Alisson fueron detenidos y vinculados a proceso.

Aunque están recluidos en un centro penitenciario, al momento no se les ha dictado sentencia condenatoria.