Aunque un grupo de regidores opositores del ex edil de Jalpan intentó impedir con protestas y discusiones que el edil suplente, Vicente Flores Pozo tomara protesta, este fue puesto al frente del ayuntamiento el pasado 10 de marzo del 2021, por lo que luego el mismo grupo intentó destituir a algunos directores, pero tampoco tuvieron exito. 

Tras la muerte del alcalde de Jalpan, Nicolás Galindo Márquez a causa del Covid-19, en el ayuntamiento se generó un conflicto entre los regidores y el suplente Vicente Flores Pozo por quedar al mando de este municipio ubicado en la Sierra Norte del estado de Puebla.

Galindo Márquez murió el pasado 24 de febrero del 2021 por complicaciones derivadas del Covid-19, a su partida los regidores de oposición buscaron la manera de que el edil suplente electo quedará fuera del ayuntamiento.

Nora Teresa Barba Hernández fue la propuesta de los regidores contrarios, para ocupar el cargo como alcaldesa, sin embargo, no la podían elegir como nueva representante del Cabildo por lo que luego de 15 días de desacuerdo, tomó protesta el suplente Vicente Flores Pozo.

Lo anterior en apego a la Ley Orgánica Municipal que establece en su artículo 52, apartado II.  Faltas absolutas, inciso B) que:

“La falta absoluta del Presidente Municipal será cubierta por su suplente con el carácter de Presidente Municipal Sustituto”.

Y solo en caso de que el edil suplente no se presentara: “el Ayuntamiento definirá por mayoría, de entre sus integrantes, al Presidente Municipal Sustituto”.

En el caso del municipio de Jalpan el edil sustituto, Vicente Flores se encontraba en posibilidades de asumir el cargo, por lo que el intento de revocación de los regidores, se apartada de lo dictado por el Orden Jurídico Poblano.

Oposición en Jalpan intenta apoderarse del Cabildo

El pasado 16 de marzo un grupo de regidores conformado por: Eduardo Hernández Aranda, Roberto Sandoval García, Hortensia Vargas Hernández, Amalia Juárez Castillo, Bernabé Lazcano y Nora Teresa Barba llevaron a supuestos nuevos funcionarios a suplir las funciones del Secretario del Ayuntamiento, el Comandante de la Policía Municipal y el Director de Obras Pública.

Imposición que generó la inconformidad del resto de los regidores que conforman el Cabildo, el edil sustituto y pobladores que acudieron al ayuntamiento para realizar distintos trámites, pues reclamaron que se trataba de usurpación de funciones, por lo que exigieron a los funcionarios responsables de frenar estas acciones y ceñirse a lo que dicta la Ley.

Además, pidieron respetar la memoria de Nicolás Galindo Márquez, pues les recriminaron el querer verse favorecidos tras la muerte del alcalde electo en 2018.

Luego de la discusión el grupo de regidores inconformes junto con las personas que supuestamente sustituirían a funcionarios públicos se marcharon del lugar entre reclamos.

El conflicto añejo responsable de la inconformidad

La pugna entre los regidores y la cabeza del ayuntamiento no surgió por la defunción del presidente municipal, pues desde junio del 2019 el ex alcalde Nicolás Galindo Márquez (de PVEM-CPP) fue denunciado por las regidoras Nora Teresa Barba y Amalia Juárez Castillo por violencia política de género y hostigamiento sexual.

El ex presidente fue acusado por retener el sueldo de la regidora Nora Teresa Barba Hernández, además de excluirla de las sesiones de Cabildo y culparla de las inasistencias.

Ante esto el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) ordenó el pago de las quincenas retenidas y una disculpa pública por los señalamientos, pero el funcionario se negó a cumplir con la sentencia y el tribunal local no lo obligó a acatarla.

Por esta situación la regidora acudió al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para hacer valer sus derechos, sin embargo, tampoco obtuvo respuesta.