Un elemento de la policía municipal de Tepexco fue detenido por policías de Acapulco cuando se encontraba vacacionando junto con su familia a bordo de un vehículo oficial del ayuntamiento en Acapulco, Guerrero.

La detención se realizó este jueves, cuando personal de la Policía Preventiva de Acapulco se encontraba realizando recorridos por la Costera Miguel Alemán, cuando observaron a un hombre que se encontraba removiendo cosas al interior de una patrulla con placas del estado de Puebla.

Al acercarse a investigar a la unidad foránea y a su tripulante, el hombre se identificó como Julián “N”, elemento activo de la policía municipal de Tepexco y el cual abordaba un vehículo oficial, un Jetta con placas UBJ-57-18, numero U-12.

Al cuestionarlo, el policía declaró estar de vacaciones junto con su familia, además de que confirmó portar un arma de fuego abastecida con seis cartuchos útiles, pero la posesión de la misma.

Ante esto, la policía de Acapulco lo detuvo y lo trasladó a la comandancia para ponerlo a disposición de las autoridades correspondientes.

Ese policía no sirve: Barbosa

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, en su conferencia matutina, se refirió al caso y  solicitó a las autoridades que se aplique todo el peso de la ley por el abuso de funciones.

Barbosa señaló que el policía “no sirve para ser servidor público” y debe ser sancionado por el incumplimiento de su deber y a la reglamentación de uso de armas.

Las autoridades de Acapulco, dijo, deben fincarle responsabilidades penales por la portación ilegal del arma.

Mientras, a la Secretaría de Gobernación y la alcaldesa Aniceta Peña Aguilar, les demandó que apliquen el castigo más alto previsto en la ley tanto al policía como a quien autorizó el préstamo de la patrulla.

“Respecto a la patrulla, le pido al presidente municipal y a la secretaria de Gobernación, se le finquen las mayores responsabilidades a una persona tan irresponsable, ese no sirve para servidor público. Y si alguien le prestó la patrulla, también que le finquen responsabilidades ¡Qué barbaros son!”, exclamó.