Facebook confirmó que los usuarios podrán bloquear en sus cuentas los anuncios políticos.

La red social también habilitó desde el 4 de agosto nuevas reglas para identificar claramente los anuncios políticos para que usuarios conozcan quién pagó por esa información, cuánto y a quiénes va dirigido.

“Estamos dando a las personas el poder de decidir qué tipo de anuncios quieren ver en Facebook e Instagram a través de esta herramienta, lo que les permitirá tener mayor control sobre su experiencia en las plataformas”, dijo Marcos Tourinho, líder del equipo de elecciones para América Latina en Facebook, según una nota del sitio sinmebargo.mx

Usuarios que quieran bloquear los anuncios políticos deberán seguir los siguientes pasos: Ir a sus cuentas y buscar la opción Configuración y privacidad. Dar clic en Configuración. Buscar la opción Anuncios. Dar clic en Preferencias de anuncios. Dar clic en Temas de anuncios. Seleccionar Ver menos, en la categoría de elecciones y política.

Facebook también permitirá habilitar el control de los anuncios políticos directamente en las opciones de configuración de las publicaciones.

La red social habilitó desde el 4 de agosto nuevas reglas para identificar claramente los anuncios políticos para que usuarios conozcan quién pagó por esa información, cuánto y a quiénes va dirigido.

Estas etiquetas permitirán crear registros para realizar mediciones e investigaciones sobre el dinero y el contenido que se invierte en esa red social en periodo de campaña y estarán disponibles por siete años. Al mismo tiempo se buscará combatir la desinformación y dará la oportunidad al usuario de distinguir entre el contenido orgánico y el propagandístico.

Todos los usuarios podrán acceder a la información para identificar quién paga por la difusión de cierto mensaje, ya que Facebook solicitará a quien compre propaganda un registro emitido por el país en donde será difundida la información y verificará y confirmará su identidad para realizar campaña política.

El uso de esta herramienta y los filtros serán obligatorios y se aplicará de igual manera para Instagram, la otra red social propiedad de Facebook.

De acuerdo con la presentación a prensa de la nueva herramienta, Facebook utilizará una serie de señales para determinar si los anuncios fueron originados por un usuario autorizado y localizado dentro del país. De no cumplir con esos requisitos, la publicidad podría ser suspendida.

La etiqueta que aparecerá al usuario en el post será “Pagado por” y aparecerá lo que los anunciantes hayan decidido, que puede ser a sí mismos, una página que administren o la organización a la que pertenezcan. Tanto la página como la organización deberán tener públicos un número telefónico, un correo electrónico y una página web.