En el primer día de trabajos del 16 Encuentro de Centros de Cultura que se celebra en la UPAEP, se están abordando diferentes tópicos sobre las inquietudes actuales que está viviendo la sociedad, de analizar los elementos que se deben retomar y reestructurar dentro de la familia para fortalecerla y entender sus repercusiones.

La familia es el lugar idóneo para que los jóvenes crezcan, se desarrollen y formen, además de contribuir para que las sociedades tengan las condiciones necesarias para crecer y generar ambientes apropiados para las personas, señaló José Manuel Madrazo Cabo, Presidente del Comité Organizador del 16 Encuentro de Centros de Cultura y Decano de Ciencias Médicas de la UPAEP.

Manifestó que los maestros universitarios se dan cuenta de cuál es el sentir de los jóvenes en la actualidad con respecto al concepto de familia y de su interés por formar una o no; por lo que es importante contribuir a la formación de ellos y ayudarlos a dejar en claro qué es lo que buscan en la vida y las implicaciones que esto conlleva.

Advirtió que hoy en día muchas de las disrupciones que se presentan al interior de la familia se debe muchas veces a la falta de formación en los jóvenes, quienes adolecen de esta formación o no la adquieren. “Porque no basta con tener solo valores de respeto, de responsabilidad, etc., sino también tener una visión clara de lo que implica el matrimonio, de lo que implica la familia, para saber realmente si existe un llamado para querer formar una y conocer las responsabilidades que se deben asumir y que es trascendental para la vida de cualquier persona”.

Por lo tanto, dijo que uno de los elementos primordiales es la formación y esta se adquiere en la escuela, desde la niñez y hasta la vida universitaria, con la orientación de los padres, ir desarrollándose en el respeto e ir creciendo en las diferentes etapas de la vida, representan una escuela de preparación para el porvenir en la vida futura de la familia.

En su intervención, Rubén Navarro, Presidente de la Coalición Internacional para el Desarrollo (CID), dijo que en toda esta formación de las personas es importante considerar la parte jurídica, es decir, desde el elemento fundacional del derecho internacional de los derechos humanos, en este caso de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que en su artículo 26.3 señala que los padres tendrán el derecho preferente para escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos; lo que implica que la educación se tiene que dar en la escuela, en la universidad y es importante que se haga de acuerdo a los padres, sustentada en principios y valores, y esta tiene que ser una labor en común, entre el mundo educativo y el mundo familiar.

Rubén Navarro sentenció, “las familias que formen y la sociedad que construyan los jóvenes de hoy, representan el futuro de la sociedad, cuando nosotros ya seamos ancianos será lo que hayan formado los jóvenes que ahora se encuentran en las escuelas y en las universidades, en donde se tiene que brindar una formación, una capacitación y preparación para el matrimonio, y para el resto de los ámbitos de la vida, sustentada en una formación en principios y valores, para dar paso a los ciudadanos que se quieren para la sociedad del mañana”.

Asimismo, subrayó que un matrimonio estable ayuda al desarrollo integral de los hijos, para que tengan mejores estudios, tengan mejores condiciones de trabajo, a que disminuya la violencia o no que no se presente. Agregó que “un ambiente familiar positivo y correcto, ayuda al desarrollo de los jóvenes, de los matrimonios y la familia en sí misma”.

El 16 Encuentro de Centros de Cultura es organizado por tres instancias, la UPAEP, la ODUCAL (Organización de Universidades Católicas de América Latina y el Caribe) y El Vaticano a través del Consejo Pontificio de la Cultura y con la participación de ponentes de talla internacional que están aportando sus puntos de vista con respecto a los tiempos que se están viviendo y los retos a los que se están enfrentando las familias en el mundo, reiteró Madrazo Cabo.

Entre los temas que se abordarán este miércoles 24 de febrero, están “Humanismo: desarrollos científicos y tecnológicos”; por Monseñor Carlo María Polvani, Subsecretario Adjunto del Consejo Pontificio de la Cultura del Vaticano; “La crisis de institución matrimonial. Matrimonio: ¿Una realidad pertinente?, con la intervención de Mariolina Ceriotti, escritora y de Carlo Beltramo, investigador en el Instituto Cultura y Sociedad, de la Universidad de Navarra y, como moderador Rubén Navarro, Presidente de la Coalición Internacional para el Desarrollo (CID); otro de los paneles de trabajo es “Una sociedad sin hijos, plan de vida y la desestabilización por la pandemia”, con la participación de Manuel Blanco Desar, escritor y politólogo, Mariolina Ceriotti, escritora y como moderador, José Manuel Madrazo, Decano de Ciencias Médicas de la UPAEP, entre otras conferencias, que pueden consultar en la página web de la universidad, upaep.mx/centrosdecultura, además de que se está dando una intervención directa de los jóvenes para conocer la visión que tienen ellos sobre estos conceptos, señaló José Manuel Madrazo.