En la Sierra Norte del estado de Puebla surgió la inconformidad de pequeños productores de café que aseguran que a diferencia de administraciones pasadas cuando los apoyos llegaban directamente al municipio, ahora tienen que recorrer varios kilómetros para ir a recogerlos a municipios que se encuentran a dos horas, lo que complica su situación porque tienen que pagar altos costos de transporte y corren el riesgo de contagiarse de Covid-19.

Fue el caso de los cafeticultores de los municipios de Huitzilan, Zapotitlán y Zongozotla, por mencionar algunos, quienes fueron beneficiados con el programa de apoyo con fertilizante, pero tuvieron que ir a recoger el producto hasta el municipio de Ixtepec, ubicado a dos horas de su lugar de origen.

Al respecto, Juan Hernández Sánchez, campesino del municipio de Huitzilan de Serdán, explicó que para recibir el apoyo tuvieron que asistir a Ixtepec a realizar los trámites.

“Estaba duro porque hay gente que está enferma y tuvo que viajar, hay gente que no puede viajar porque se pone mal, tuvimos que salir temprano, con frío, regresar con frío porque no nos atendieron luego. Por lo menos a nosotros el presidente municipal Delfino Bonilla Ángel pues nos echó la mano de traer el fertilizante hasta el auditorio, pero hay gente que trajo desde allá y le cobraron más de pasaje, fueron como 200 pesos por tres bultos; el gobierno se comprometió de que hoy los apoyos serían directos hasta el municipio y ya vemos que no es así”.   

Por último, enfatizó que a pesar de que nos encontramos en momentos difíciles por el crecimiento de los contagios por COVID-19, los servidores de la nación citaron a todos los beneficiarios sin tomar en cuenta que no se pueden hacer grandes concentraciones. Tan sólo del municipio de Huitzilan acudieron poco más de 600 agricultores, de los cuales, más de la mitad se tuvo que regresar sin su producto porque no alcanzó y la empresa responsable tuvo que enviarlo días después al municipio.