Pese a verse abajo en los dos primeros sets, el griego Stefanos Tsitsipas consiguió derrotar a Rafael Nadal por 3-6, 2-6, 7-6 (4), 6-4 y 7-5 en los cuartos de final del Abierto de Australia, con todo y que el español llegara como segundo favorito para ganar el primer Grand Slam del año.

Tsitsipas venció a Nadal en un partido que duró cuatro horas y dos minutos con una remontada y gran técnica en los tres últimos sets, apoyado en su buen servicio y en el riesgo que supusieron sus golpes.

Con el partido concluido, el griego tendrá como próximo rival al ruso Daniil Medvedev luego de que derrotara a su compatriota –Andrei Rublev- por 7-5, 6-3 y 6-2, con quien se medirá en las semifinales del torneo.

El español señaló el cansancio como la cuestión que pesó más debido a que no ha podido entrenar con la frecuencia que lo solía hacer por los problemas de espalda, contra un Tsitsipas que llegaba fresco tras acumular cuatro días sin competición por la retirada del italiano Matteo Berrettini (9) en el choque de octavos de final.

La justificación de Nadal en cuanto a su desgaste físico fue más evidente en los dos últimos sets, cuando sus golpes no alcanzaban la brillantez de las primeras mangas, donde pudimos ver a un Rafa dominador, jugando a placer y desarbolando la estrategia del juego de su rival, que no encontraba resquicio alguno.

 

El dato

Desde 2015 en el Abierto de Estados Unidos nadie había podido remontar a Nadal en Grand Slam si el español dominaba los primeros dos sets. Otro de los pocos que lo logró fue Roger Federer en 20015, pero en el Masters 1000 de Miami.

Tsitsipas empezó con una tensión notoria y de hecho lo reconoció más tarde en la entrevista sobre la cancha. "Estaba muy nervioso", dijo tras derrotar al ganador de 20 Grand Slams.

Foto: Twitter