Noche triste para el FC Barcelona luego de que fueran aplastados en su propia casa por un Paris Saint-Germain imparable que supo manejar el campo como si se tratase del suyo. PSG pasó por encima a Barcelona por 4 goles a 1 en la ida de los Octavos de Final de UEFA Champions League, partido que pareciera haber definido la llave ante el complicado escenario que supone dar la vuelta en París.

Aun con las ausencias de Neymar y Ángel Di María, el cuadro francés supo reponerse del 1 a 0 con el que los blaugranas se pusieron en ventaja luego de que el árbitro decretara un penal al minuto 27 y Lionel Messi mandara al fondo.

Antes de finalizar la primera mitad, Kylian Mbappé recibió el esférico en el área para driblar en un par de ocasiones y vencer a Ter Stegen en el arco, anotando al minuto 32 el empate y arrancar con lo que sería la remontada.

Al confirmar la vulnerabilidad en la defensa española, París se lanzó con todo su aparato ofensivo al frente y al 65’ puso la segunda anotación en la pizarra luego de un pase dentro del área que Gerard Piqué no pudo despejar de buena forma; la pelota terminó por llegar a los pies de Mbappé para marcar el 1-2 y encaminarse en una noche goleadora.

En un centro a pelota parada Moise Kean conectó un cabezazo certero que terminó por irse al fondo sin dar oportunidad al arquero blaugrana, con lo que aumentó la ventaja minuto 70 obligando a Ronald Koeman a modificar su defensa.

Para cerrar el festín llegaría Kylian Mbappé a cerrar una pinza con tiro de media distancia imposible para Ter Stegen, anotando el 1-4. Con el resultado prácticamente sellado, el delantero de 22 años dio apenas pinceladas de la magia que trae en los botines y se convirtió en el héroe con el segundo hat-trick que marca vistiendo la camiseta francesa, así como el primero en Champions.

 

Paris y Barcelona definirán su suerte el próximo miércoles 10 de marzo en el Parque de los Príncipes, cuando jueguen la vuelta de los Octavos de final del torneo europeo. 

Foto: Twitter