Paola Zamora Flores, Inspectora de San Vicente Ferrer presentó su renuncia voluntaria, ello luego del rechazo de los habitantes de la localidad al no permitirle asumir el puesto suplente dentro de las oficinas; la renuncia fue presentada ante el cabildo de Tehuacán.

La suplente había tomado protesta como Inspectora sucesora, días después de que el titular del puesto tuviera complicaciones de salud y perdiera la vida, sin embargo, al querer tomar posesión del cargo, los habitantes colocaron candados en las puertas y soldaron los accesos para impedir que pudiera entrar, por esa situación empezó a atender a los ciudadanos a unas calles de las instalaciones de la inspectoría.

Lo que alegaron los pobladores para evitar que ella trabajara en las oficinas fue que no vivía en la localidad, pues tenía otra dirección, fuera de San Vicente Ferrer, por lo tanto, consideraron que los plebiscitos no se llevaron acabo de la mejor manera y exigieron otras votaciones.

El pasado 9 de febrero, la inspectora suplente presentó un escrito a los integrantes del Cuerpo Edilicio, en donde les dio a conocer su renuncia, sin embargo, esta no le ha sido aceptada.

En el escrito expuso dos puntos por los cuales renunciaba al cargo, uno de ellos es porque ha recibido amenazas, en contra de ella, pero, también de su familia, en donde se le ha dicho que, en caso de presentarse a las oficinas, atentarían contra de su integridad o de alguno de sus familiares, lo cual es suficiente para no querer seguir firme en tomar posesión.

Hasta el momento, las autoridades del ayuntamiento no han dado su postura respecto al caso o lo que procedería ahora que la suplente tampoco quiere el cargo, por su parte, los habitantes expresaron que lo más viable es volver a realizar votaciones.