En un domicilio de la junta auxiliar de San Jerónimo Caleras, en la capital poblana, policías descubrieron una toma clandestina en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del municipio de Puebla fueron quienes hallaron la toma clandestina en una vivienda de la privada Ocote esquina con 118 Poniente.  

Tras observar que incluso había una excavación por donde pasaba una manguera conectada a los ductos de Pemex, los oficiales dieron aviso a personal de Seguridad Física de la paraestatal y a elementos de Protección Civil Municipal.

En el sitio los técnicos y trabajadores de Petróleos Mexicanos descartaron que existiera una fuga que pusiera en riesgo a los vecinos de la zona por lo que la toma fue clausurada, con el fin de que los ladrones de combustible no siguieran ordeñando los ductos que atraviesan por el lugar.

Cabe decir que en el sitio no se logró ubicar a los responsables del robo de combustible.