El juez Tercero de lo Penal negó el beneficio de la libertad condicional al exsecretario de Gobernación de Mario Marín, Valentín Meneses Rojas, por lo que de momento no podrá abandonar el Cereso de San Miguel derivado de su proceso por conductas contra la procuración y administración de justicia.

Sin embargo, el fallo del juez Alberto Zenteno Reyes será controvertida por los abogados de Valentín Meneses, pues en su argumentación tomó en cuenta a la agente del Ministerio Público, quien se negó al beneficio por considerar que el exfuncionario podría sustraerse de la justicia.

De acuerdo con el fallo del juez Alberto Zenteno Reyes emitido este 11 de febrero y en poder de e-consulta, se puede ver que al momento de resolver la solicitud de la libertad bajo fianza de Meneses Rojas el juez señaló que había oposición por parte del Ministerio Público.
 

El juez señaló que dicha oposición estaba fundada ya que por la naturaleza del delito, el priísta es considerado un "riesgo para la sociedad poblana", además de que por su pasado en la administración pública "su solvencia económica es buena".

Tras argumentar que había riesgo de que Valentín Meneses cambiara de domicilio, saliera del estado o incluso del país, se negó el beneficio que fue solicitado a través del abogado Óscar Lagunes.

Promoverán amparo y queja contra el juez

Fuentes allegadas al equipo de defense de Valentín Meneses Rojas informaron que derivado de la negativa del juez Alberto Zenteno Reyes, se recurrirá a presentar una queja ante el Consejo de la Judicatura por permitir la intromisión del Ministerio Público en una decisión judicial.

Por este motivo es que, en las próximas horas, formalizarán el señalamiento de obstrucción de la justicia establecido en el artículo 421 del Código Penal del Estado, además de que promoverán un amparo para que se fije la fianza de Valentín Meneses.

El exfuncionario marinista fue detenido el pasado 6 de febrero por agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado en las inmediaciones del Barrio de Xanenetla en la ciudad de Puebla, derivado de una investigación por la supuesta preliberación irregular de reos del Cereso de San Miguel.

A Meneses Rojas se le señala de haber "vendido", por fuertes sumas de dinero, la preliberación de reos que purgaban penas por delitos graves como homicidio o secuestro.