Una de las esperanzas más grandes en el futbol mexicano es el posible regreso de sus equipos a la Copa Libertadores, torneo que se desarrolla con los mejores clubes sudamericanos y que supone un aumento de nivel y competencia dentro de la propia Liga MX.

Mikel Arriola, presidente ejecutivo de la Liga, habló sobre este tema a través del podcast ‘En Tus Zapatos’, de Adriana Monsalve y Geo González, donde además de dejar en claro que un posible regreso se mira complicado si Conmebol no cumple algunas exigencias de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), también evidenció su ignorancia respecto a este prestigioso certamen.

En el programa, explicó que México no regresará a Copa Libertadores si se les trata de manera desigual pese a que el país aporta más patrocinio. Pero además, el exdirector del IMSS quiere una final de vuelta en territorio azteca, cosa que se dejó de manejar así hace casi 3 años.

“En el tema de la Copa Libertadores está abierto. No vamos a ir si nos siguen tratando de manera desigual. Si lo que lleva México son más recursos, más patrocinadores, pero resultado que quedamos primer lugar y no podemos jugar la final de vuelta en nuestro país; ahí si estamos en una desventaja y eso me parece que no lo debemos aceptar”, manifestó.

La situación que puso un tanto en evidencia a Arriola fue que desde febrero del 2018, Conmebol anunció que el campeón de la Libertadores se definiría a partido único y no con juegos de ida y vuelta como se realizó durante muchos años. En caso de que un equipo mexicano llegase a una final en este certamen, ésta se disputará en una sede elegida previamente por el organismo y no precisamente en territorio azteca como mencionó el presidente de la Liga.

Más tarde, el presidente ejecutivo expuso en su cuenta de Twitter que la Concacaf es la única encargada de determinar si los equipos juegan fuera de sus países, aclarando también que sus declaraciones fueron malinterpretadas: "no puse condiciones".

La gestión que ha llevado Mikel en el balompié nacional inició en diciembre y no ha sido para nada sencilla, ya que la pandemia por Covid-19 es un tema que ha afectado directamente a los clubes y se ha complicado todavía más con las indisciplinas de distintos futbolistas.

Ante esta situación, Mikel Arriola realizó extensos análisis donde incluso defendió que algunos equipos pudieran abrir sus estadios a la afición con el argumento del apoyo al sector financiero, lo anterior se define con base al semáforo epidemiológico de cada estado y ha destacado la incorporación de nuevos protocolos y métodos de detección del coronavirus.

“Hemos ido de menos a más. Se canceló el Clausura 2020, se perdieron partidos y recursos. Se generó un protocolo junto al gobierno federal y se basó en el semáforo que todos conocemos. Ahora implementamos pruebas nuevas y cada 10 días“, agregó.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter