Por segundo año consecutivo, la SUV modelo Tiguan fue el vehículo más fabricado por Volkswagen en su planta ubicada en Puebla pero el compacto modelo Vento fue el más comprado por los mexicanos.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al cierre del 2020 la empresa Volkswagen logró colocar en el mercado nacional un total de 99 mil 750 vehículos, de los cuales el compacto familiar modelo Vento fue el más comercializado.

Entre enero y diciembre del año pasado se vendieron 26 mil 767 vehículos de este modelo, es decir, el 26.83 por ciento de las unidades que se vendieron durante los doce meses. A pesar de ser el modelo más vendido, este automóvil que es muy empleado por conductores de taxis de plataformas, se fabrica en la India.

El segundo lugar en el ranking de ventas de Volkswagen en México durante el año pasado, corresponde al automóvil modelo Jetta A7, o Nuevo Jetta, el cual sí se fabrica en Puebla y que representó para la armadora alemana un total de 20 mil 700 ventas a lo largo del 2020.

Ambos vehículos ocuparon el mismo lugar en el ranking de ventas de 2019, aunque sin las repercusiones económicas del Covid-19 las ventas en ese año fueron mayores pues del Vento se vendieron 47 mil 179 unidades, mientras que del Jetta se colocaron en el mercado nacional 27 mil 873 unidades.

Durante los últimos dos años el tercer lugar de ventas en México para Volkswagen lo ocupa la SUV modelo Tiguan que se fabrica en Puebla, que en 2019 vendió 14 mil 548 unidades mientras que en 2020 llegó a 9 mil 219 camionetas vendidas.

Tiguan representa la mitad de la producción

A pesar de que la Tiguan que se fabrica en Puebla no es el vehículo más consumido en el mercado local, sí lo es para el mercado extranjero por lo que representó la mitad de la producción total de la empresa ubicada en Cuautlancingo a lo largo del 2020.

La cifras del Inegi señalan que tan solo de la SUV modelo Tiguan se fabricaron 149 mil 596 unidades, lo cual representó el 50.04 por ciento de los 298 mil 972 vehículos que se ensamblaron en Puebla durante el año pasado.

El segundo vehículo con mayor producción entre enero y diciembre del año pasado fue el Jetta A7, automóvil sedán familiar del que se produjeron 122 mil 059 unidades, lo que se traduce en 40.83 por ciento del total de la producción.

En la planta de Puebla solo se producen el Jetta, la Tiguan, el Golf y desde octubre la Taos, de la cual se ensamblaron 2 mil 648 en el último trimestre del 2020.

Debido a que la producción de Volkswagen en el país cayó 32.6 por ciento entre 2019 y 2020, el número de unidades Tiguan y Jetta que se ensamblaron en Puebla el año pasado descendió, no obstante la SUV fue el modelo más producido en 2019 con 221 mil 731 unidades, mientras que se fabricaron 146 mil 630 Jettas, ocupando las mismas posiciones que en 2020.