La pandemia de Covid-19 trajo consigo la mayor baja de empleos formales en Puebla, pues tan solo en los últimos doce meses se perdieron más de 39 mil puestos de trabajo en toda la entidad.

De acuerdo con cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 2020 cerró con 590 mil 229 trabajadores formales registrados en el estado.

Dicha cantidad representa una variación anual negativa del 6.22 por ciento, al pasar de 629 mil 401 puestos al cierre del 2019, a 590 mil 229 dados de alta ante el IMSS en diciembre del 2020.

Los 39 mil 172 empleos perdidos entre 2019 y 2020 representan el único descenso en seis años, pues desde 2014 cada año la entidad suma en promedio 25 mil fuentes de trabajo.

Incluso durante 2018, que fue el peor año en la generación de empleos durante la última década, se reportaron 9 mil 213 nuevos puestos.

La cifra más baja desde 2017

Puebla tocó fondo con los 590 mil 229 empleos formales registrados ante el IMSS al cierre de 2020.

La base histórica de la dependencia muestra que en julio de 2017 el número de puestos laborales fue de 590 mil 111, y la cifra no fue inferior a los 592 mil hasta mayo de 2020.

En el quinto mes del año pasado comenzó la debacle laboral, ya que los registros llegaron a 591 mil 591 puestos, mientras que un mes antes la cifra era de 604 mil 361, es decir, en un mes se perdieron 12 mil 770 trabajos.