Didier Lamkel Zé es un futbolista que terminó por fastidiarse con su equipo, el club Antwerp de Bélgica, debido a que no lo dejan tomar otro camino, hecho que lo llevó a realizar una insólita protesta y acudió al entrenamiento con la playera del acérrimo rival, Anderlecht.

La acción del camerunés provocó verdadera indignación de sus dirigentes y de los aficionados, por lo que, de acuerdo con varios medios, incluso varios de ellos lanzaron amenazas en su contra.

“No somos guardaespaldas, pero nos tomamos la situación en serio. Es cierto que hemos detectado amenazas en su contra”, dijo Williem Migon, portavoz de la policía de Amberes.

La molestia del atleta radica en que intenta fichar por el Panathinaikos, pero al parecer es la propia dirigencia la que se opone.

En las imágenes que circulan en redes sociales se aprecia que miembros del club no dejaron entrar a Lamkel a las instalaciones, aunque el camerunés ya ofreció disculpas.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter