La historia que ocurrió durante los primeros juegos de la Temporada 2020-21 en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) se volvió a repetir luego de que los clubes pasaran de largo los protocolos sanitarios durante los partidos.

A pesar de las inagotables recomendaciones emitidas por parte de las autoridades para evitar un aumento en los números de contagios por Covid-19, el partido entre los Algodoneros y Tomateros (2 de enero) contó con la presencia de público en tribunas. Lo malo fue que, al parecer, se habría rebasado el aforo permitido. 

El estadio Francisco Carranza Limón fue parte de un irresponsable acto al contar con una gran cantidad de aficionados. Aunque Sinaloa se mantiene en semáforo epidemiológico amarillo y puede congregar a público en sus distintos recintos deportivos, el aforo debe ser limitado, situación que pareció no respetarse para dicho encuentro.

Las cifras oficiales aseguraron que al duelo de playoffs de la LMP sólo acudieron tres mil 544 aficionados, pero los videos publicados en redes sociales reflejan lo contrario. 

Según la apreciación realizada a las imágenes compartidas en Twitter, el inmueble se puede ver casi al máximo de su capacidad, 10 mil 500 asistentes, por lo que se esperan una alza en el número de contagios en los próximos días en el estado de Sinaloa.

En ese mismo estado, pero en la ciudad de Mazatlán, ocurre algo similar en el ámbito del futbol. El más reciente equipo que se añadió a la Liga MX ha invitado a la afición para darse cita en el “Kraken” y apoyar al equipo dirigido por Tomás Boy en el arranque del torneo Guard1anes 2021.

Dicho exhorto se lanzó mediante una promoción que en realidad pretende llamar al turismo en la región al ofrecer hospedaje, transporte al estadio y boletos para el duelo Mazatlán vs Necaxa por 6 mil 500 pesos.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter