El Congreso de Puebla extendió hasta el 13 de enero el paro de actividades presenciales del personal administrativo, mientras que los legisladores continuarán trabajando a distancia.

A través de un acuerdo se informó a los legisladores que el regreso a actividades tras el periodo vacacional se postergará una semana, pues estaba programado para el 6 de enero.

Ante la extensión del paro se informó que también se suspenderá la recepción de oficios ciudadanos y documentos oficiales.

La medida fue decisión de Gabriel Biestro Medinilla (de Morena), presidente de la Junta de Gobierno, y Nora Merino Escamilla (PES), presidenta de la Mesa Directiva.

En su acuerdo precisaron que el 13 de enero solo retomará actividades el 30 por ciento del personal, como se laboraba hasta antes del periodo vacacional, que inició el 16 de diciembre.

La determinación obedece al decreto del gobierno del estado mediante el cual ordenó otro confinamiento y suspendió las actividades económicas no esenciales, del 29 de diciembre de 2020 al 11 de enero de 2021, ante el repunte de contagios de Covid-19.

Aunque el 30 por ciento del personal retome sus actividades, los diputados continuarán laborando a distancia, como ha sido desde marzo de 2020.

A pesar de que el gobierno federal declaró la actividad legislativa como esencial, los legisladores poblanos optaron por continuar con sesiones virtuales.

Bajo ese formato se llevará a cabo la sesión de la Comisión Permanente que está programada para las 11 de la mañana del viernes 6 de enero.

Aún no se informa si el acuerdo que extiende el paro de actividades presenciales también implica la cancelación de la sesión.