La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH Puebla) emitió una recomendación a la alcaldesa de Texmelucan, Norma Layón Aarún, por el abuso de autoridad y violencia física cometidas contra un hombre por parte de elementos de seguridad pública del municipio.

Según las evidencias que integran el expediente 3848/2020 y sus acumulados 3864/2020 y 4023/2020, la CDH acreditó que el 26 de mayo de 2020 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal ingresaron a un hombre a la comisaría, lo hincaron, esposaron y lo golpearon, aunado a ello no fue sujeto a ningún procedimiento administrativo, no se le realizó ninguna valoración médica y tampoco le hicieron de su conocimiento sus derechos.

Se comprobó que el 28 de agosto de 2020 el agraviado fue detenido por segunda ocasión pero esta vez avisó a sus familiares vía WhatsApp, por lo que se reunió un contingente de personas afuera de las instalaciones de la Secretaría para exigir su liberación.

En esta nueva detención no fue puesto a disposición de la autoridad competente para el procedimiento administrativo correspondiente, no se le realizó alguna valoración médica, tampoco hicieron de su conocimiento sus derechos, por lo que ambas detenciones fueron arbitrarias.

Por las faltas cometidas por elementos de seguridad el ayuntamiento tendrá que cumplir los siguientes puntos:

1.       Otorgar atención psicológica a los agraviados.

2.       Ofrecer una disculpa pública, respecto a las violaciones de derechos humanos que quedaron acreditadas lo que deberá realizar en un término no mayor a 90 días naturales a partir de que sea notificada la Recomendación, a través de una ceremonia en la que se encuentren las autoridades municipales y habitantes, misma que deberá efectuarse en un lugar significativo, atendiendo a los protocolos en materia sanitaria de la Secretaría de Salud Federal y Estatal.

3.       Se reaperture la queja iniciada en la Comisión de Honor y Justicia del Municipio de San Martín Texmelucan, mediante oficio SSPTM/0959/2020, de fecha 28 de agosto de 2020, misma que mediante acuerdo de fecha 11 de septiembre de 2020 fue determinada como improcedente.

4.       Se instruya al Titular de la Contraloría Municipal de San Martin Texmelucan, para que, de acuerdo con sus atribuciones y facultades, determine sobre el inicio del procedimiento administrativo de investigación en contra de los servidores públicos encargados de rendir los informes solicitados por esta Comisión, ya que se advierte la falsedad de información contenida en el informe rendido, y en su oportunidad determine lo que en derecho corresponda.

5.       Se diseñe un mecanismo de supervisión para lograr que los servidores públicos adscritos a la Secretaría actúen en estricto apego a la ley en su actuar en el desempeño de sus funciones.

6.       Se emita una circular a través de la cual instruya al personal del Ayuntamiento, para que sujete su actuar a lo establecido por el Orden Jurídico Mexicano, así como a los Tratados Internacionales suscritos y ratificados por el Estado Mexicano y se abstengan de realizar actos que atenten contra los derechos humanos a la seguridad jurídica y al agua.

7.       Se brinde a los servidores públicos adscritos al Ayuntamiento, capacitación relativa al respeto y protección de los derechos humanos establecidos en la legislación local, nacional e internacional, principalmente los relacionados con el derecho a la seguridad jurídica y a la legalidad, con la finalidad de evitar que actos como los señalados se repitan.

Cada punto recomendatorio debe ser justificado por la autoridad señalada, debiendo informar del cumplimiento ante el organismo autónomo.

Otros abusos de policías en Texmelucan

El pasado mes de julio en este medio se presentó un audio en el que el director de Seguridad, Alberto Ramos, fue grabado mientras presuntamente extorsionaba a la tía de un joven de 27 años de edad, detenido en ese municipio, luego de que con su teléfono celular grabó a policías municipales en un aparente acto de corrupción.

En los audios entregados a e-consulta por la abogada Isabel Escalona se escucha cómo el jefe policíaco que llegó a Texmelucan procedente del estado de Chiapas exige medio millón de pesos para liberarlo sin presentarlo al Ministerio Público.

“Le voy a dar una hora y media […] no quiero mamadas ni que traiga licenciados ni nada”.

“En una bolsa negra lo traes, te espero aquí afuera”.

La víctima de este acto de corrupción, de oficio soldador, se encontraba en la colonia Santa Catarina del municipio, debido a que había cobrado 20 mil pesos por un trabajo que realizó días antes, además se dirigía a la vivienda de su madre cuando se percató de que policías municipales incurrían en un acto ilícito, por lo que sacó su celular para grabarlos, ante esto los uniformados decidieron detenerlo y llevárselo a la comandancia.

 

El pasado 23 de mayo fue detenido Arturo N. en la comunidad de Guadalupe Zaragoza, quien fue llevado por la fuerza a la comandancia donde se le dio un tiempo de tolerancia para pagar una extorsión, pero al no cumplir fue puesto a disposición de las autoridades, según lo acusa su padre, también llamado Arturo N.

Otro caso es el de Fernando N., quien vivía en la CDMX y tenía un puesto de jitomates en el mercado de La Merced, pero fue detenido el diez de mayo mientras visitaba a su madre en Texmelucan.

A él además de llevarlo a la cárcel le quitaron una camioneta, la familia levantó el reporte de robo ante el REPUVE, por lo que apareció horas más tarde abandonada.

Al respecto su esposa Karen N. dijo: “Yo estaba en Tlapanalá por esta situación del Covid, pero nosotros nos dedicamos a vender jitomate, ese día él fue de visita a ver a su mamá y a mí, porque yo estaba ahí, pero se encontró con unos amigos y se quedó platicando, fue ahí cuando lo detuvieron”.