Tras develarse audios que vinculan al director de seguridad de Texmelucan, Jorge Alberto Ramos Cruz, con supuestos actos de extorsión, ciudadanos que fueron víctimas de policías municipales ofrecieron sus testimonios a e-consulta con la intención de que se agilicen las investigaciones oficiales y sus familiares sean puestos en libertad.

El pasado miércoles 29 de julio, fue detenido Víctor N., cuyos defensores acusaron que el jefe policiaco les pidió 500 mil pesos a cambio de liberarlo, aunque el funcionario negó que sea cierta esa versión y la grabación en la que supuestamente se escucha su voz al pedir el dinero.

Sobre esto, el gobernador Miguel Barbosa Huerta expuso que ya inició una investigación para verificar si el funcionario fue grabado en un intento de extorsión.

Se suman casos en San Martín

El pasado 23 de mayo fue detenido Arturo N. en la comunidad de Guadalupe Zaragoza, quien fue llevado por la fuerza a la comandancia donde se le dio un tiempo de tolerancia para pagar una extorsión, pero al no cumplir fue puesto a disposición de las autoridades, según lo acusa su padre, también llamado Arturo N.

“Mi hijo ese día llegó del trabajo y salió en el coche, pasó un rato y me llamaron que lo habían agarrado cerca de una gasera y pues ya me fui a buscarlo y los estatales me dijeron que si les daba 10 mil pesos ahí mismo me lo dejaban”.

“Pero pues yo en ese momento no traía esa cantidad, nosotros nos dedicamos al campo, entonces le dije al oficial que me esperaran ahí que iba yo a mi casa a conseguirlo y regresaba, pero cuando regresé ya se lo habían llevado al C5”.

“Recibí una llamada del celular de mi muchacho y ahí si no se decirle quién me habló, pero me dijo si me traes ahorita 30 mil pesos en menos de 48 horas tu hijo ya está afuera, pero pues yo le dije que no tenía ese dinero y que era injusto si ellos mismos ya me habían dicho que mi hijo no traía nada, entonces le pedí que me dieran chance de vender mi camioneta o que se las daba a cambio de mi hijo, pero se negaron y lo pusieron a disposición”.

“Pues a mí me preocupa porque mi muchacho tiene un pequeño tumor en la cabeza y hay que tratarlo, pero pues así cómo, ya luego me enseñaron en el Facebook que mi muchachito estaba acusado de portar 40 bolsitas de droga, pero era imposible si el mismo día que lo detuvieron iba acompañado de un menor de edad, si hubieran traído droga también se hubieran llevado al joven, pero a él si lo dejaron ir”.

Otro caso es el de Fernando N., quien vivía en la CDMX y tenía un puesto de jitomates en el mercado de la Merced, pero fue detenido el diez de mayo mientras visitaba a su madre en Texmelucan. A él además de llevarlo a la cárcel le quitaron una camioneta, la familia levantó el reporte de robo ante el REPUVE, por lo que apareció horas más tarde abandonada.

Al respecto su esposa Karen N. dijo: “Yo estaba en Tlapanalá por esta situación del Covid, pero nosotros nos dedicamos a vender jitomate, ese día él fue de visita a ver a su mamá y a mí, porque yo estaba ahí, pero se encontró con unos amigos y se quedó platicando, fue ahí cuando lo detuvieron”.

“Yo me quedé en shock cuando vi que le pusieron droga porque él siempre ha sido trabajador y no se mete en esas cosas”.

“Mi esposo estaba ahí parado y fue cuando se lo llevaron, él llevaba las llaves de la camioneta, pero se las sacaron, afortunadamente no se dieron cuenta de que llevábamos un dinero ahí y cuando apareció la camioneta pude recuperarlo”.

“En la comandancia le pegaron para que les dijera dónde estaba la camioneta, pero como ellos tenían la llave la fueron a buscar hasta casa de mi abuelita, porque los policías se la robaron, entonces yo levanté el reporte de robo y luego la reportaron como abandonada”.

“Pero los policías se llevaron todo de valor de la camioneta, excepto lo del dinero porque no lo encontraron, él me dijo que le plantaron la droga y que lo golpearon. A mí no me pidieron dinero porque lo que pensaban robarse era la camioneta, pero no se esperaron que yo levantara el reporte de robo”.   

“A mi toda la gente del mercado sabe cómo somos nosotros, hasta han estado dispuestos a juntar firmas para que lo liberen, pero ya estamos desesperados”.

“Nosotros tenemos 3 niños pequeños, él se hacía cargo de las compras y yo de atender, pero ahora se me complica porque ahora a mí me toca llevar todos los gastos y la renta”.

Un caso más es el de los miembros de un anexo de Alcohólicos Anónimos, “Amor a la vida” que acudieron a la Casa de Justicia de Texmelucan porque la Policía Estatal detuvo a uno de ellos. Al pedir información las autoridades se negaron, por lo que iniciaron una riña que terminó con la detención de 9 personas por parte del oficial Manuel Benavides, luego se les sembró droga y actualmente enfrentan una condena en el CERESO de Huejotzingo.

Detona caso de Víctor

Las acusaciones contra policías en Texmelucan si visibilizaron tras la detención de Víctor N. la semana pasada mientras al parecer grababa a los uniformados en un acto de corrupción durante un operativo.

Sin embargo su familia acusó que le pidieron 500 mil pesos a cambio de su liberación, lo cual quedó grabado, según lo han manifestado.

Luego fue puesto a disposición del Ministerio Público por los supuestos delitos de portación ilegal de arma de fuego y drogas, el día viernes tuvo lugar su audiencia en la que se determinó que estaría en prisión preventiva y fue trasladado al penal de Huejotzingo.

Durante el traslado, fue golpeado por elementos de seguridad pública quienes lo desnudaron y lo pusieron en una celda de castigo en la que permanece hasta el día hoy, esto sin ningún motivo aparente. Sus familiares reprobaron la conducta de las autoridades pues aseguran que es una “total violación a las garantías individuales”.

Carmen N., tía de Víctor N., rechazó la postura del director de Seguridad, Jorge Ramos Cruz, quien en un video publicado en la cuenta oficial del ayuntamiento se deslindó de las acusaciones y aseguró que el detenido formaba parte de la banda delictiva del “Loco Téllez”.

“Ahora resulta que todos los que agarran son gente de esta persona, ese tal Loco ni tenía idea de la existencia de mi sobrino y ya lo están vinculando con él, nada más lo usa como lavadero de manos el ayuntamiento, desde que salió a la luz todo lo que pasa en San Martín es culpa del Loco Téllez”.