El Reino Unido y la Unión Europea alcanzaron  in extremis un acuerdo comercial posBrexit que, a una semana de su separación definitiva, permitirá evitar una ruptura brusca de caóticas consecuencias para unas economías ya muy golpeadas por la pandemia.

"Hemos firmado el primer acuerdo de libre comercio basado en cero aranceles y cuotas que se ha logrado con la UE", se congratuló una fuente del gobierno británico. La noticia fue anunciada al mismo tiempo por fuentes europeas en Bruselas.

El primer ministro británico, Boris Johnson, confirmó el acuerdo comercial in extremis con la Unión Europea.

"El acuerdo está hecho", tuiteó Johnson que debía poco después comparecer para explicar los detalles. "Tendremos una relación comercial fuerte con la UE y profundizaremos nuestro comercio con socios de todo el mundo a través de nuestra política comercial independiente", afirmó por su parte la ministra de Comercio Internacional, Liz Truss.

El acuerdo comercial posBrexit entre el Reino Unido y la Unión Europea es un "buen acuerdo, equilibrado, justo" para ambas partes, declaró el jueves la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en rueda de prensa.

El Reino Unido seguirá siendo "un socio digno de confianza" de la UE, dijo Von der Leyen y agregó que el acuerdo "nos permitirá asegurarnos de que podemos dejar definitivamente el Brexit detrás nuestro", según una información del diario La Jornada.

Ahora, este anuncio al filo de la Nochebuena deja teóricamente suficiente tiempo para que el acuerdo sea aprobado por los 27 países miembros de la UE y pueda entrar en vigor a partir de las 23 horas GMT del 31 de diciembre, cuando finaliza el período de transición posBrexit.