La Navidad  es una fiesta que se celebra en muchas partes del mundo y se hace con el fin de rememorar y celebrar el nacimiento de Jesús , pero sabías qué no siempre fue así. Te contamos los secretos que hay detrás de esta festividad.

De acuerdo con Bernardina de la Garza Arregui, el nacimiento de Jesús no fue un 24 o 25 de diciembre, sino que, en realidad se trata de una fecha instaurada por Constantino I el Grande.

En esa época, los paganos celebraban el nacimiento de su dios Sol Invictus, así la intención era facilitar la conversión de éstos al cristianismo, ya que para el siglo IV d. C., el cristianismo fungía como la religión oficial.

En México la situación fue similar. El nacimiento de Jesús casualmente también coincidió con la celebración del nacimiento de Huitzilopochtli, uno de los principales dioses de la cultura mexica.

La tradición de los mexicas consistía en realizar una celebración que comenzaba el 21 de diciembre con el solsticio de invierno y que terminaba el día 24. Dicha celebración se llamaba Panquetzaliztli.

Durante el Panquetzaliztli, los mexicas hacían fiestas, se regalaban comida, estatuillas de maíz azul y además realizaban rituales y danzas.

Cuando los españoles conocieron esta tradición por parte de los mexicas, se encargaron de transformarla en lo que hoy conocemos como la Navidad, pues le añadieron oraciones y villancicos.

“Los historiadores señalan que Fray Pedro de Gante, un misionero franciscano, le escribió al rey Carlos V sobre la celebración que los españoles habían realizado con los indígenas.”

La fusión de estas tradiciones ayudó a evangelizar a los indígenas y volverlos al cristianismo. Huitzilopochtli pasó de ser un dios de la guerra a un ente diabólico.

Los pobladores indígenas estaban acostumbrados a celebrar a finales de diciembre, por lo tanto, fue relativamente sencillo insertar el espíritu religioso cristiano, y los días de Huitzilopochtli pasaron a ser los días de Jesús.

Registros históricos señalan que la primera Navidad en la Nueva España data del año 1526; que las primeras posadas fueron en 1587; y que, más tarde, el árbol de navidad fue introducido, alrededor del siglo XIX.

Con información de: MXCITY