Comerciantes semifijos que se instalaban en el jardín central de Huauchinango y que fueron retirados al inicio de la pandemia por covid-19, serán reubicados temporalmente en las escalinatas de la iglesia de nuestra señora de la Asunción.

Luego de una reunión, donde participaron más de 15 comerciantes, y dónde dialogaron con el director de comercio y abasto Juan Carlos Zaragoza, llegaron al acuerdo de reubicación, luego de no vender por más de 9 meses.

Los comerciantes afectados venden chicharrones, gorditas, tamales y dulces en carretas de madera y exigían un espacio luego de la reactivación económica que permitió el ayuntamiento de Huauchinango, ya que la mayoría de comerciantes ya se encuentran trabajando y hasta el momento ellos eran los únicos que no tenían un lugar asignado, lo que ha afectado gravemente su economía.

Será a partir de este martes 22 de diciembre cuando los comerciantes que se instalaban en el jardín central, vendan sus productos sobre las escalinatas de la calle Mina con los protocolos de higiene necesarios para contrarrestar casos de Covid-19.