Ante la designación de Fredy Erazo Juárez como magistrado del TEEP, el gobernador Miguel Barbosa Huerta advirtió que denunciará cualquier acto de imparcialidad del órgano electoral, luego de que reiteró que su designación fue imposición de su compañero de partido y senador, Alejandro Armenta.

Durante la conferencia matutina, el gobernador refirió que toda la institución electoral tiene que cuidar el poder y el desempeño de su ejercicio debe ser sobrio, honesto y no tener dependencia al tomar una decisión respecto a un partido, personaje o intereses oscuros.

“Lo vamos a ver. En eso sí nos vamos a meter nosotros, en vigilar la imparcialidad de las instituciones electorales, vigilar. El que se quiera dedicarse a cosas malas que no salga a palestra, que no salga a los aparadores de los cargos públicos (…) quien sea, como se apellide o llame, integrante de las instituciones electorales, tiene que garantizar la imparcialidad y legalidad de los procesos electorales (…) cualquier cosa que veamos la vamos a denunciar, el que se quiera portar mal que se quede del lado de la oscuridad”, comentó.

En su mensaje, dijo que pronto revelará detalles de la operación política con la delincuencia en la elección del primero de julio de 2018, en la que contendió por primera vez como gobernador de Puebla y ganó el PAN.

No estoy acusando a nadie, pero es tiempo de deslindar la política de la delincuencia”, reiteró.

“Debe de acreditarse todo lo que ocurrió. ¿Qué, pensaban que todo iba a ir así nada más?”, cuestionó.

Fredy Erazo ha sido señalado de orquestar un supuesto complot contra el gobernador en 2019, pues se filtraron audios donde sugería “inyectar miel” a Barbosa Huerta para que muriera y Alejandro Armenta fuera designado como candidato a gobernador, en este proceso electoral.

“Sólo Gabriel Biestro y yo no hablamos con los adversarios”

También dijo que no le declara la guerra a ningún político ni a su compañero de partido, el senador Alejandro Armenta porque las “desavenencias cualquiera las puede tener”, comentó.

“Qué mueran los corruptos y delincuentes”, sentenció al decir que la única batalla es contra de ellos.

En su discurso, Barbosa recapituló que en 2018 “había promiscuidad” política entre los representantes de Morena con “los adversarios”, en alusión al PAN que había ganado previamente el proceso electoral. Además de que los calificó de místicos, corruptos, ambiciosos y esoteristas.

Solamente Gabriel Biestro y yo no hablamos con los adversarios, desde que llegué a Puebla. Los demás, todos se hablaron, se reúnen, planean; su estrategia es vincularse, sentir que influyen. Yo no, algún día se escribirá sobre la novela poblana (…) la novela poblana creó una moral corrupta de cómo actuar en la vida pública-privada”, destacó.